24.10.10

EL FEMINISMO HA MUERTO

Varias mujeres con la perspectiva suficiente para haber seguido la trayectoria del feminismo en España, me han comentado últimamente su impresión de que este movimiento ha muerto. Lo confirmo y me lo confirma el propio Gobierno con su última remodelación.
Pero no, no es que la clave radique en que el Ministerio de Igualdad haya desaparecido, sino en que todos los temas del 'mujerío' hayan sido incluidos en el de Sanidad, dirigido, nada menos, que por una jovencita de 34 años. No dudo de su valía, pero sí de su experiencia, ya que se trata de otra de esas políticas burbuja, que echaron los dientes en el Partido. ¿Han visto el mundo por un agujero? ¿Existe vida fuera de un coche oficial?
Lo que realmente me confirma la muerte del feminismo es que -como vengo diciendo con oportunidad y sin ella- han conseguido reducir lo que fue aquel movimiento a una especie de cajón 'desastre' de políticas asistenciales. Y con el rollo de las subvenciones, el Movimiento se ha dejado reducir a una especie de 'mujerismo' que atiende a otras mujeres con problemas. El victimismo como bandera del supuesto feminismo significa la puntilla para un movimiento que siempre se reclamó político, y desde el victimismo no se puede hacer política. Por otra parte, el feminismo más intelectual ha quedado reducido a un 'generismo' políticamente correcto que intenta hacerse comprender y, de paso, hacerse perdonar no sé qué cosa, tal vez haber nacido mujer.
¿Cómo puede incluirse esa cosa que llaman Igualdad dentro de la Sanidad? Lógico: el feminismo ha sido reducido a atender a las maltratadas, las violadas, las que quieren abortar o desean separar la sexualidad de la procreación. Me parece estupendo. Todo eso corresponde a la salud de las mujeres....desde siempre. El Ministerio de Igualdad era totalmente inútil y superfluo desde el principio, dada su orientación.
El feminismo ha muerto. O bien ha sido enterrado por toda esa maquinaria de un Partido que no soporta nada que se mueva a su izquierda. Desvirtuado por toda una serie de prácticas democráticas necesarias, que han querido marcar los límites del feminismo. En fin, que ya buscaremos un rato para refundarlo ¿no?

20 comentarios:

Rubén dijo...

En realidad no estoy de acuerdo contigo. A pesar de que todo lo que dices es bastante cierto creo que parte de la base de creer que lo que institucionalmente se ha hecho en algun momento ha tenido algo que ver con el feminismo.

Si el feminismo ha muerto es solo porque quienes en algun momento han tenido esa vision del mundo, han dejado de hacerlo. No creo que asi haya sido aunque evidentemente su activismo puede no ser el de antes.

A pesar de esto sigue habiendo feministas en todosl os ambitos. De hecho muchos consideramos que dentro de la lucha de clases una parte fundamental siempre ha sido la del feminismo como motor de cambio, no solo las cuestiones puramente laborales.

malechia dijo...

Cómo te entiendo Victoria y si ..... pero no ... rotundamente NO.

El FEMINISMO ahora se ha convulsionado y debe y PUEDE reaccionar.

Por todo lo que dices aceptamos una "tregua" y nos olvidamos de todo lo que sabiamos desde siempre. Tanta "cercanía" no es buena, se pierde perpesctiva. Se precisa de mucha fuerza y convicción para sustraerse a determinadas influencias, al fin y al cabo, humanas somos y como tales ... "falibles"

Hoy el Feminismo debe retomar su "metodología" ancestral: las mujeres (sobre todo las feministas) debemos hablar y debemos hacerlo sin interferencias y en los espacios que nos son propios y seguros. Tenemos que aprender de la experiencia y reaccionar. Las cosas hoy no son tan distintas a cómo eran "entonces".

Personalmente estoy en modo: AMAZONA desde el miércoles de la semana pasada ;-))

Un saludo compañera ..... estabamos silentes - algunas - pero estabamos y por aqui seguimos.

Anónimo dijo...

De morir en todo caso, ha sido el feminismo institucional, el oficial, abanderado por un partido político, que también empujó para sacar adelante la ley de igualdad y la de la violencia sexista, de hecho ambas leyes podrían ser mucho mejores, pero que ahí están, y tienen ese valor de instrumentalizarse.
Ha muerto un poco el feminismo de la igualdad ligado a un partido político. ¿El feminismo se entiende con las instituciones políticas? En éste caso, por el bien político, para sacar a relucir una imagen de cambio, renovada por el bien político, se han cargado, el ministerio de igualdad, por una facilidad impresionante...¿creyeron en él? yo creo que no, por eso a la primera, se lo borraron.
El feminismo existe, con menos ruído, pero está ahí presente, y en diferentes ámbitos, en grupos, en la universidad, en las políticas de igualdad... cada quien trabajando cómo puede, y con un montón de obstáculos... El feminismo... este muerto esta bien vivo!!!! no como los 70, claro... pero ahí está y ya es... Saludos

Anónimo dijo...

Quizá haya muerto por contaminación de hembrismo (¿hay vacuna?).

¿liberarse una mujer es poder ser soldada, policía, fumar a lo bestia, emborracharse, vomitar, emplear vocabulario de burdel, etc ..., es decir, hacer justamente cosas que el peor machismo ha hecho tradicionalmente?

No sé si tales "liberadas" cultivan el amor, aparte del sexo, la ternura, y lo que tradicionalmente pocos hombres han hecho por el riesgo de ser tildados de maricas.

Victoria Sendón de León dijo...

Estoy de acuerdo con los dos. Creo que lo que digo es verdad, pero sólo una parte de la verdad. Me gusta provocar para ver las reacciones.

isabel dijo...

Leire Pajín ha echado los dientes en el partido, pero ocurre lo mismo con la hornada de políticos que se avecina, así que eso es lo que nos espera. Pajín no me parece la mejor opción como ministra por su dudosa profesionalidad, en mi opinión, no por su edad. Suárez, González, incluso Zapatero han sido presidentes del gobierno con cuarenta y pocos años y nadie ha puesto en duda su capacidad por la edad.

El feminismo cuando se institucionalizó dejó de serlo para convertirse en lo que comenta.

María José dijo...

El feminismo, en mi opinión, no ha muerto pero hay muchas feministas hibernando.

Elías Alfonso dijo...

Victoria, los hombres, que estamos como suspendidos en un centro de ingravidez permanente (no battiatiano) a la espera de desplomarnos definitivamente o bien sobre Leganés o sobre la caverna del ermitaño, sin otra opción, ¿tenemos alguna posibilidad de que una poética superior nos salve?

Te digo esto, porque algo de esa poética superior hay en el tono general de tu artículo: irónico, mordaz,…radical.

Sin embargo, se habla sobre feminismo, política y refundación; y se reconoce la reducción (por un partido político) del feminismo a las tareas humanitarias - como si estuviéramos en una guerra de Irak doméstica.

¿Qué es entonces lo que hay que refundar, el feminismo en el feminismo o el feminismo nuevamente en un partido político para seguir desempeñando, tal vez con más vigor - no lo voy a negar -, las nuevas tareas humanitarias en la guerra de Irak…doméstica? ¿Lo de la refundación es ironía? Vale.

Dices que desde el victimismo no se puede hacer política, pero ocurre que el victimismo, más allá de los discursos sobre el victimismo, existe como realidad, existe la víctima. Y la historia ha demostrado que las víctimas de vez en cuando se revolucionan hasta límites insospechados.

Y luego está lo político, el núcleo duro en la interpretación de cualquier discurso ad hoc.
Lo político, en su origen es el poder. La toma del poder; un asunto que empezó siendo serio, brutal y hoy es (en Occidente) pacífico, no violento, democrático y participativo. Pero la esencia del poder sigue siendo la misma: mandar sobre otros. Han cambiado las formas. Y en ese cambio se incluye el requisito imperativo de pasar por las urnas. Y para pasar por ellas hay que constituirse en partido político.
Entonces, y para no alargar más este rollo de montepollo, pregunto: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo constituido en partido político autónomo que concurra a las elecciones? Yo si lo creo ¿Existe vida fuera del coche oficial para un feminismo expurgado de las nociones de género, desigualdad, victimísmo (de víctima) y explotación de la mujer? Yo no lo creo. Y luego está lo que yo considero más importante: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo expurgado de los discursos sobre género, desigualdad, victimismo y explotación de la mujer? Yo si lo creo.
Si como decía alguien, todo abuso de la sutileza conduce a un nuevo Catecismo, ¿podemos interpretar “decir la verdad, pero no toda la verdad” como una sutileza o como un abuso de la sutileza?

Finalmente decirte, querida Victoria, que los hombres no somos muy diferentes a vosotros (somos vuestros hijos) y tal vez la única diferencia esté en esa poética superior que nosotros hemos perdido hace tiempo: ¿Podemos albergar alguna esperanza de recuperarla?
Un saludo.

Elías dijo...

Victoria, los hombres, que estamos como suspendidos en un centro de ingravidez permanente (no battiatiano) a la espera de desplomarnos definitivamente o bien sobre Leganés o sobre la caverna del ermitaño, sin otra opción, ¿tenemos alguna posibilidad de que una poética superior nos salve?
Te digo esto, porque algo de esa poética superior hay en el tono general de tu artículo: irónico, mordaz,…radical.
Sin embargo, se habla sobre feminismo, política y refundación; y se reconoce la reducción (por un partido político) del feminismo a las tareas humanitarias - como si estuviéramos en una guerra de Irak doméstica.
¿Qué es entonces lo que hay que refundar, el feminismo en el feminismo o el feminismo nuevamente en un partido político para seguir desempeñando, tal vez con más vigor - no lo voy a negar -, las nuevas tareas humanitarias en la guerra de Irak…doméstica? ¿Lo de la refundación es ironía? Vale.
Dices que desde el victimismo no se puede hacer política, pero ocurre que el victimismo, más allá de los discursos sobre el victimismo, existe como realidad, existe la víctima. Y la historia ha demostrado que las víctimas de vez en cuando se revolucionan hasta límites insospechados.
Y luego está lo político, el núcleo duro en la interpretación de cualquier discurso ad hoc.
Lo político, en su origen es el poder. La toma del poder; un asunto que empezó siendo serio, brutal y hoy es (en Occidente) pacífico. no violento, democrático y participativo. Pero la esencia del poder sigue siendo la misma: mandar sobre otros. Han cambiado las formas. Y en ese cambio se incluye el requisito imperativo de pasar por las urnas. Y para pasar por ellas hay que constituirse en partido político. 1/2

Elías dijo...

Entonces, y para no alargar más este rollo de montepollo, pregunto: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo constituido en partido político autónomo que concurra a las elecciones? Yo si lo creo ¿Existe vida fuera del coche oficial para un feminismo expurgado de las nociones de género, desigualdad, victimísmo (de víctima) y explotación de la mujer? Yo no lo creo. Y luego está lo que yo considero más importante: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo expurgado de los discursos sobre género, desigualdad, victimismo y explotación de la mujer? Yo si lo creo.
Si como decía alguien, todo abuso de la sutileza conduce a un nuevo Catecismo, ¿podemos interpretar “decir la verdad, pero no toda la verdad” como una sutileza o como un abuso de la sutileza?
Finalmente decirte, querida Victoria, que los hombres no somos muy diferentes a vosotros (somos vuestros hijos) y tal vez la única diferencia esté en esa poética superior que nosotros hemos perdido hace tiempo: ¿Podemos albergar alguna esperanza de recuperarla? 2/2
Un saludo.

Dora dijo...

El feminismo no ha muerto.
Para eso estamos la feministas de a pié, las que no nos espantamos de nada, las que nos formamos cada día para rebatir los argumentos del patriarcado, las que no tenemos nada que perder y mucho que ganar, las herederas de aquellas mujeres que eran feministas sin saberlo, que nos obligaron a estudiar, que nos hicieron independientes.
El feminismo verdadero pasa de instituciones, de subvenciones, de concesiones...
El feminismo está en mujeres como tú,nuestras maestras que nunca se rinden,las incombustibles,las críticas...¡Por favor! ¿nos vamos a venir abajo por la supresión de un ministerio de Igualdad?
Que no cunda el pánico. La guerra es muy larga, como para que nos desanimemos en la primera batalla, o en la segunda, o en la tercera, o...Salud!

Elías dijo...

Victoria, los hombres, que estamos como suspendidos en un centro de ingravidez permanente (no battiatiano) a la espera de desplomarnos definitivamente o bien sobre Leganés o sobre la caverna del ermitaño, sin otra opción, ¿tenemos alguna posibilidad de que una poética superior nos salve?
Te digo esto, porque algo de esa poética superior hay en el tono general de tu artículo: irónico, mordaz,…radical.
Sin embargo, se habla sobre feminismo, política y refundación; y se reconoce la reducción (por un partido político) del feminismo a las tareas humanitarias - como si estuviéramos en una guerra de Irak doméstica.
¿Qué es entonces lo que hay que refundar, el feminismo en el feminismo o el feminismo nuevamente en un partido político para seguir desempeñando, tal vez con más vigor - no lo voy a negar -, las nuevas tareas humanitarias en la guerra de Irak…doméstica? ¿Lo de la refundación es ironía? Vale.
Dices que desde el victimismo no se puede hacer política, pero ocurre que el victimismo, más allá de los discursos sobre el victimismo, existe como realidad, existe la víctima. Y la historia ha demostrado que las víctimas de vez en cuando se revolucionan hasta límites insospechados.
Y luego está lo político, el núcleo duro en la interpretación de cualquier discurso ad hoc.
Lo político, en su origen es el poder. La toma del poder; un asunto que empezó siendo serio, brutal y hoy es (en Occidente) pacífico. no violento, democrático y participativo. Pero la esencia del poder sigue siendo la misma: mandar sobre otros. Han cambiado las formas. Y en ese cambio se incluye el requisito imperativo de pasar por las urnas. Y para pasar por ellas hay que constituirse en partido político.
Entonces, y para no alargar más este rollo de montepollo, pregunto: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo constituido en partido político autónomo que concurra a las elecciones? Yo si lo creo ¿Existe vida fuera del coche oficial para un feminismo expurgado de las nociones de género, desigualdad, victimísmo (de víctima) y explotación de la mujer? Yo no lo creo. Y luego está lo que yo considero más importante: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo expurgado de los discursos sobre género, desigualdad, victimismo y explotación de la mujer? Yo si lo creo.
Si como decía alguien, todo abuso de la sutileza conduce a un nuevo Catecismo, ¿podemos interpretar “decir la verdad, pero no toda la verdad” como una sutileza o como un abuso de la sutileza?
Finalmente decirte, querida Victoria, que los hombres no somos muy diferentes a vosotros (somos vuestros hijos) y tal vez la única diferencia esté en esa poética superior que nosotros hemos perdido hace tiempo: ¿Podemos albergar alguna esperanza de recuperarla?
Un saludo.

Elías dijo...

Victoria, los hombres, que estamos como suspendidos en un centro de ingravidez permanente (no battiatiano) a la espera de desplomarnos definitivamente o bien sobre Leganés o sobre la caverna del ermitaño, sin otra opción, ¿tenemos alguna posibilidad de que una poética superior nos salve?
Te digo esto, porque algo de esa poética superior hay en el tono general de tu artículo: irónico, mordaz,…radical.
Sin embargo, se habla sobre feminismo, política y refundación; y se reconoce la reducción (por un partido político) del feminismo a las tareas humanitarias - como si estuviéramos en una guerra de Irak doméstica.
¿Qué es entonces lo que hay que refundar, el feminismo en el feminismo o el feminismo nuevamente en un partido político para seguir desempeñando, tal vez con más vigor - no lo voy a negar -, las nuevas tareas humanitarias en la guerra de Irak…doméstica? ¿Lo de la refundación es ironía? Vale.
Dices que desde el victimismo no se puede hacer política, pero ocurre que el victimismo, más allá de los discursos sobre el victimismo, existe como realidad, existe la víctima. Y la historia ha demostrado que las víctimas de vez en cuando se revolucionan hasta límites insospechados.
Y luego está lo político, el núcleo duro en la interpretación de cualquier discurso ad hoc.
Lo político, en su origen es el poder. La toma del poder; un asunto que empezó siendo serio, brutal y hoy es (en Occidente) pacífico. no violento, democrático y participativo. Pero la esencia del poder sigue siendo la misma: mandar sobre otros. Han cambiado las formas. Y en ese cambio se incluye el requisito imperativo de pasar por las urnas. Y para pasar por ellas hay que constituirse en partido político.
Entonces, y para no alargar más este rollo de montepollo, pregunto: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo constituido en partido político autónomo que concurra a las elecciones? Yo si lo creo ¿Existe vida fuera del coche oficial para un feminismo expurgado de las nociones de género, desigualdad, victimísmo (de víctima) y explotación de la mujer? Yo no lo creo. Y luego está lo que yo considero más importante: ¿Existe vida fuera del coche oficial (o dentro del coche oficial) para un feminismo expurgado de los discursos sobre género, desigualdad, victimismo y explotación de la mujer? Yo si lo creo.
Si como decía alguien, todo abuso de la sutileza conduce a un nuevo Catecismo, ¿podemos interpretar “decir la verdad, pero no toda la verdad” como una sutileza o como un abuso de la sutileza?... 1/2

Anónimo dijo...

Quizá no esté muerto pero está en coma. Releyendo el otro día la Mística de la Feminidad me di cuenta que estamos casi igual, que hemos pasado a ser de reinas del hogar, a reinas del sexo. El gimnasio, la cirugía estética son nuestros nuevos horizontes. Y que continuamos sintiendo ese vacío, ese malestar vago y difuso: el problema que no tiene nombre.

Cora dijo...

@Anónimo, a mí me pasó lo mismo leyendo ése libro. Y otros. Casi todos los libros de feminismo que leo me parece que se refieran a ahora mismo, aunque sean de hace un siglo. Pero luego salgo a la calle, hablo con la gente, y me parece que soy la única que sigue sin poder evitar verse constantemente desde fuera, con mucha vergüenza por mi parte. No sé.

Nuchi Belchí dijo...

No morirá el feminismo mientras tú sigas en pie, Victoria, con tu pluma certera y afilada.
A mandar.
Nuchi

Anónimo dijo...

¿El feminismo ha muerto?...No, ha caducado. El movimiento actual debe realizarse desde dentro, ya no en un campo de dos bandos enfrentados. El problema radica, en la desconcentración, energías, ahora dispersas, todos revueltos ¿conseguirán contagiarnos frente a contagiar nosotras?. Esta es la cuestión sobre la que hay un gran trabajo por delante y duro casi en soledad individual. De ahí, el paso hacia atrás que percibimos. La solución, en este momento, una buena dirección desde arriba, y quizás ahí, radique el problema, que una chica de treinta y pocos, con una trayectoria que la articulista explicita, no sea la adecuada, salvo que este dirigida por otra como la anterior vicepresidenta. No deja de ser arriesgado, porque el “poder y sus secuaces” obnubila.
Marien. Saludos.

Josep Carles Laínez dijo...

Muerto o no muerto, lo que constato desde mi experiencia es que en congresos feministas, o sobre temas relacionados directamente con la temática, sean en Sevilla, en Valencia, en Canarias o en Gijón, las participantes más jóvenes no tienen menos de 40 años. Y otra cosa, a mi entender, peor: suelo ser el único varón presente. El feminismo no es algo que sólo deba atañer a las mujeres; la lucha la hemos de llevar entre todos. Tú lo dices muy bien: es como si los asuntos de la mujer fueran algo biológico, y, si es así, ¿para qué la teoría?
Tan brillante como siempre, Victoria.
Un beso.

Anónimo dijo...

Hola,

Te envío el enlace a Indefinida Plural, un documental sobre fibromialgia, roles de género y cuidados que realicé hace 2 años.

este es el enlace:
http://vimeo.com/pericopin/indefinida-plural

Espero que te guste y te interese.

Después de 2 años, hemos subido el documental a internet para que pueda tener toda la difusión posible, en ese sentido, agradecemos cualquier reenvio de este mensaje, que colguéis el link del video en páginas web, blogs, redes sociales... para que toda la gente que pueda estar interesada, lo vea.


Un saludo, Bárbara


La Fibromialgia como ejemplo nos permite romper los límites de la normalidad asumida, de lo que es aunque no debería ser.

¿Es obligatorio cuidar de los demás si eres mujer?, ¿Sólo le ocurre esto a las mujeres que tienen Fibromialgia?, ¿Significa ser mujer hacer todas esas cosas? Si no las haces o ya no puedes hacerlas ¿No eres mujer?, ¿Ya no?, ¿Qué eres?

Tres mujeres cuestionan y superan a través de la Fibromialgia roles de género y aquello que se esperaba de ellas. Reflexión de la relación social, histórica y cultural de las mujeres con la salud, el dolor, la culpa, las renuncias, los cuidados...


Leer las condiciones de difusión más abajo

---------------------------

Después de 2 años, hemos subido el documental a internet para que pueda tener toda la difusión posible, en ese sentido, agradecemos cualquier reenvio de este mensaje, que colguéis el link del video en páginas web, blogs, redes sociales... para que toda la gente que pueda estar interesada, lo vea.

Por otro lado, es un trabajo autoproducido y por eso también buscámos fórmulas que puedan ayudarnos a ingresar algo del dinero que nos permita financiarnos otros proyectos audiovisuales. En ese sentido, intentamos llegar a acuerdos con administraciones, centros de atención, ayuntamientos, casas de la mujer, fundaciones... para organizar proyecciones remuneradas o la inclusión del documental en jornadas, debates...

También hemos hecho una tirada de dvds del documental, pero si son pedidos de 1 ó 2 sale bastante caro con los gastos de envío.

Por eso hemos decidido las 2 opciones, la visualización en internet libre y gratuita para todo el mundo y las proyecciones públicas para recuperar parte del dinero que gastamos en la realización.

De todos modos, si sabes de algún sitio que quiere ponerlo y no tiene fondos, diles que se pongan en contacto con nosotras en indefinida.plural@yahoo.es y buscamos una solución juntas.

Y por supuesto, te agradeceríamos enormemente que reenviaras el enlace a toda aquella persona o asociación que creas que puede estar interesada en verlo.


Gracias y un saludo, Bárbara Boyero


Si quieres hacer una proyección del documental, escribenos un mensaje a indefinida.plural@yahoo.es para saber dónde y para quién se proyecta, conocer el enfoque, tener una idea de la difusión y, dependiendo de las circunstancias, por tema de derechos de autora... Para su uso por parte de las administraciones y organismos públicos, televisiones, bancos, cajas, empresas o fundaciones no está permitido su uso sin permiso expreso de las autoras, póngase en contacto con ellas.

Anónimo dijo...

Hace ya muchísimo tiempo que el feminismo ha sido engullido por el hembrismo. Particularmente en España, donde los partidos políticos buscan la prioridad de los votos, se ha hecho pie en algunos aspectos y se ha invisibilizado otros. Fijaos que en todos los dircusros que he leido aquí, y los que suelo leer y escuchar de supuest@s feministas está castrado totalmente. Me refiero a que se hable como se hable se toma a la mujer como centro y se olvida al resto. Eso en España es una herencia del machismo, porque en éste lo que ocurría era que los hombres tenían sus roles y su mundo propio y las mujeres sus roles y su mundo propio. Y se va eliminando todo menos el primero y el cuarto. El primero y el cuarto están INTACTOS. El mundo exclusivo de mujeres. Actualmente cuántas organizaciones hay en las que no se admiten a los hombres. Un ejemplo está en la fibromialgia, en donde se tiende a olvidar a los hombres enfermos de ella y meter la ideología de género. Pero es que los clubes privados tarde o temprano se convierten en getos. Cuando comentas esto, o hacen que no te oyen o pillan un rebote alucinante. "Cómo osas quejarte de que te discriminemos?? No te pases o te llamaremos amargado o machista". Es decir, que los de arriba , como casi siempre, ganan gracias a la estupidez del ser humano, su avaricia y su condición de mirarse el ombligo continuamente. No puede haber feminismo si no se habla de todos a la vez, porque en esta sociedad estamos mezclados. Pero, nada, a darse cabezazos contra la pared. A mirarse el ombligo. Y los de arriba, más contentos y más ricos. Y gente totalmente estúpida que cree que si se libran de sus roles y a su vez no nos dejan librarnos de los nuestros van a conseguir algo. Si, lo que consiguen es que el barco se hunde. De verdad alguien cree que los hombres abiertamente o en secreto no se sienten marginados cuando el "feminismo" oficial hace todo tipo de campañas para que las mujeres se libren de una vez de sus roles pero nadie hace NADA porque nos libremos de los nuestros los hombres? Cuándo algún ministerio de igualdad ha hecho una campaña por ejemplo diciendo "no quieras que él pague siempre, es una persona, no un proveedor", "en las relaciones personales toma la iniciativa a veces, él no es un jinete a la conquista de nada", y un largo etc tan largo que no cabe ni en diez pantallas? Pero nada, a mirarse el ombligo. "Feminismo" en el que los hombres.. NO EXISTEN!! Y de verdad creen que no se van a hundir convirtiendo en un cincuenta por ciento de la población en un peso muerto! y si alguno nos atrevemos a hablar abiertamente se creerán que entre nosotros no estamos cada vez más hartos. Unas pensando sólo en si mismas y otros cobardemente callados y vengándose en silencio sin que las otras se enteren. Y las muejeres que no son así lo terminan pagando también. En realidad lo acaba pagando todo el mundo. Menos... ah! Exacto!! Premio! Menos quien está arriba de todo y se ríe de todos