20.9.08

QUE LOS ATEN, POR FAVOR

QUE LOS ATEN, POR FAVOR

Leo en los diarios que la Presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, tiene el propósito firme de privatizar el Canal de Isabel II, que gestiona el agua los madrileños. Y esto además de intentar llevarse por delante la Sanidad pública; y esto en medio de una crisis sin precedentes, en la que estamos comprobando que la entrega del Estado al capital privado está provocando semejantes desastres. El modelo está finiquitado, pero no para sus delirios.

Ya sabemos las consecuencias: subida de tarifas, peor servicio, beneficios ingentes para los accionistas y, en caso de pérdidas –ya que se lo llevarán calentito los grandes inversores- vendrá papá Estado a remediar el descalabro. Lo mismo que estamos comprobando en la privatización de la líneas aéreas, que para ahorrar gastos, el mantenimiento de los aviones deja mucho que desear. ¿Qué demonios hacen los sindicatos? ¿Qué dice el Gobierno? Silencio administrativo. ¿Qué va a decir, si el primero que abrió las compuertas al gran capital fue Felipe González, y Fdez. Ordoñez se hinchó a privatizar y ahora es presidente del Banco de España? ¿No exiten leyes que paren a estos reyezuelos de taifa que son los presidentes de las comunidades autónomas? Pues que las hagan. O que los aten, por favor, que los aten.

Me pregunto que si los políticos están para gestionar lo público y lo público se privatiza ¿para qué sirven los políticos? ¿Por qué no se va la Presidenta Aguirre a la empresa privada? Bueno, es que ahí tendría menos poder, menos esbirros, menos boato. La derecha ha encontrado la fórmula perfecta para estar en misa y repicando. ¿Cómo es que no estamos todos en la calle clamando por lo que es nuestro? Nos están dejando sin patrimonio colectivo. Y esto es realmente grave, realmente obsceno.
CASANDRA

19 comentarios:

isabel dijo...

Los políticos sirven para presidir instituciones o ser candidatos a presidirlas. Los políticos sirven para cobrar dietas y asentar sus posaderas en sillones a ser posible de gran tamaño y lo suficiente cómodos para no querer dejarlos o cambiarlos por otros mejores y más grandes.

Los sindicatos no hacen nada porque se han convertido en seudoinstituciones con buenos sillones para quienes los controlan.

La ciudadanía no está en la calle clamando porque intenta acomodarse como puede en incómodos sillones de skay para ver la televisión y olvidar que aún quedan 10 días para terminar el mes, el sueldo no llega y la mayoría no se plantea que no hay nada ni nadie capaz de organizarla para clamar y reclamar porque esto no hay quien lo cambie.

alfonso dijo...

¡Hola! Pedir a alguien que trate de cambiar sin que uno mismo cambie es paradójico. Podemos tirar el incómodo sillón de skay si así nos parece -nosotros lo reutilizamos con una funda por encima-, pensar que ya han pasado veinte días del mes -esto no hay quien lo cambie, digas como lo digas es lo mismo, el tiempo pasa y a medida que pasa nos acercamos al final-, decidir en qué gastamos el dinero -¿de verdad todo lo que tienes o no tienes es necesario?-,... Y no es "buenismo", esa etiqueta con que me clasificó el otro día un conocido. Creo que se parece bastante al concepto de "optimismo antropológico". Victoria, creo que has abierto la puerta de la demagogia con tus dos últimos artículos. Es lógico, no siempre se puede mantener el nivel,... Ánimo y a seguir. A ser buenos y buenas y a cuidarse. Unha aperta.

isabel dijo...

Todo lo que gasto lo hago en lo que NECESITO: ARTÍCULOS DE PRIMERA NECESIDAD, hasta la conexión a internet se ha convertido en algo imprescindible para mí, no la tengo por capricho.

Voluntad dijo...

Y qué tal irse a trabajar en empresas públicas privatizadas?. No sería la primera....

alfonso dijo...

¡Hola! Isabel, no me conoces, no te conozco, no nos conoces, no nos conocemos,... Es una pregunta retórica. No dudo de lo que escribes, aunque me chirría eso de imprescindible porque, en mi opinión, no hay nada ni nadie imprescindible. ¿Por qué? Porque observo cada día la adaptación al medio del ser humano en diferentes condiciones o he sentido la muerte de personas que ¿son/eran/serán? "imprescindibles" y el mundo no se para. Entonces... Mi comentario sólo pretendía reflexionar sobre lo que podemos hacer nosotros sin esperar a lo que hagan por nosotros esos "padres de la patria", como los llama Victoria. Nada más. Si te he ofendido o lo has sentido como un ataque personal te pido mis disculpas porque esa no es mi intención al participar en este foro. A ser buena y a cuidarse. Y buenos y buenas. Unha aperta. Abur.

isabel dijo...

Hola, Alfonso. No me ha ofendido y tampoco lo he tomado como un ataque personal, puede seguir acomodándose en su sillón de skay recubierto por una funda (desconozco cuál es el material del que está hecha, puede que sea cachemir) y reflexione qué podemos hacer sin esperar a lo que hagan por nosotros esos "padres de la patria" . En cuanto a lo imprescindible, nadie y nada es imprescidible, eso suena a mercantilista. Una frase demasiado manida y utilizada hasta la extenuación en el ámbito empresarial. Sea bueno Vd. también, cuídese y si se considera prescindible, procure no hacerlo que ese no es un pensamiento muy positivo.

Anónimo dijo...

¡Hola! Isabel el sillón recubierto de una funda lo utilizamos para, por la noche, dejar la ropa, a veces hasta varios días, porque está en nuestra habitación; todos los días, desde que me levanto, reflexiono sobre qué voy a hacer y, más importante, cómo lo voy a llevar a cabo y pensando en las personas a las que puede beneficiar, afectar, molestar, etcétera,... cada uno de mis actos. Porque creo que si clamo o reclamo me puede crecer la barba. Desde hace un tiempo, en la calle, le clamo a mi peluquero que venga a mi casa a afeitarme. Me ha dado varias excusas pero comienzo a pensar que me está dando largas. Lo bueno de la historia es que sin quererlo no me queda tan mal, la gente me dice que me favorece y que tengo un parecido a Ernesto Guevara. Lo cierto es que mi sobrina de tres años, cada vez que ve por la calle a un greñudo desaliñado, le dice a sus padres. "Mira el tío". No sé, tú que estás acostumbrada a reclamar me lo podrías aclarar. A mí no es que me importe pero igual por ese motivo nunca me llaman de las entrevistas de empresa. Explícame, si es que puedes, porque el clamor popular contra la presencia de tropas españolas en la guerra de Irak no evitó que Aznar fuese uno de los artífices de la declaración de las Azores. Tuvo que cambiar el Gobierno, supongo que eso para ti ya es suficiente acto -el de depositar un voto en una urna-, para que las tropas españolas salieran de Irak. Pero ese ejército que era tan imprescindible para la pacificación de la zona, según la respetable y legítima perspectiva de unos dirigentes que pese a su cinismo aún siguen en su magnífico sillón -es una metáfora-, resulta que no lo es tanto. Lo dicho, como creo que cada uno de mis actos afecta a la globalidad del mundo te invito a que este diálogo continúe. Si puede ser en persona mejor porque la comunicación no verbal es complementaria al discurso -yo vivo en A Coruña pero me desplazo sino cada semana sí cada mes por Galicia- y, en caso contrario, te dejo una dirección de correo que he abierto para tratar este asunto porque creo que no debemos de entorpecer el trabajo de Victoria en su blog. La dirección es alfonsocmsandiego@yahoo.es. La visitaré durante unos quince días para darte un tiempo prudencial para ponerte en contacto conmigo. Estoy seguro de que no dejarás pasar la oportunidad de reunirte o escribirme ya que, según me parece interpretar de tu escrito, no debería ser prescindible, lo que contribuiría a reforzar tu discurso. En mi opinión, como ya he dicho de otra manera, está lleno de palabrería e ideas que para lo único que sirven es para perpetuar un sistema en el que cada vez, los seres humanos tienen menos recursos -no me refiero a los instrumentales- para enfrentarse a una existencia mercadocentrista. Pero sólo es una opinión de una persona prescindible. O era imprescindible. Ya no lo tengo claro. Lo siento por el rollo y gracias a los y las que habéis llegado hasta el final. A ser buenos y buenas y a cuidarse. Isabel, espero poder seguir epistoleando contigo y hasta ese momento sé buena y cuídate. Unha aperta.
P. D.: "Para educar a un niño hace falta una tribu entera" (José Antonio Marina).

alfonso dijo...

¡Hola otra vez! Perdón, he visto que se publicó como anónimo. Fui yo el que lo escribió. Aaaaaaaaaaabur.

Monotributo dijo...

!Oh fémina escribidora al borde de un ataque de ansiedad! Calma tu histeria mimosona. Se que es dificil para tu piel sedienta de carnalidad, lujuria, desenfreno y ternura que el único que te puede brindar todo eso y mucho más, o sease modestamente YO, el GRAN SEMENTAL INTERGALACTICO, te pida que te calmes. Conmigo aprenderás como gozar del sexo tántrico. Entenderán entonces tu cuerpo y tu líbido que al orgasmo se puede llegar también en una caricia prolongada por horas. Sé paciente y me lo agradecerás. Prepara tu espíritu, relaja tu genitalidad, abre tus humedades a esta nueva forma de pasión. El copular con el ADONIS PERFECTO, el ANDROGINO INDESCIFRABLE EN SU EXACTA DUALIDAD SEXUAL, o sease humildemente YO el Gran MONOTRIBUTO (la ambiguedad hecha paradojal testosterona), bien vale la espera. Besos ansiosa mía, cálmate, ya estoy llegando a vivificar tu mustio gladiolo.

Xose dijo...

Esperanza Aguirre no está en la empresa privada… de momento. Si algo garantizan estas políticas es una jubilación de oro en alguna multinacional (aunque eso, que también es impúdico hasta la nausea, lo practican más o menos con igual fruición e indisimulo los altos cargos de los dos partidos que se turnan por el poder; ya es toda una tradición nacional salir del ministerio y fichar por telefónica). Lo próximo en privatizarse será la propia administración de las comunidades, supongo. Si en EEUU ya se ha privatizado incluso una relevante facción del ejercito (los famosos mercenarios de la “BlackWater”) supongo que, tarde o temprano, tendremos nuestros “aguas negras” ejerciendo de municipales. O quién sabe si algo peor…

marina dijo...

Muy buena reflexión, gracias, Victoria.

No está claro para que están los políticos (la teoria dice algo, pero la práctica...), lo que sí que se ve es que "están", están sentados en una silla bien condimentada.

Desde abajo. Desde ahí hay que hacer. Tienes razón cuando te preguntas por los sindicatos....y es que ahí también hay sillas, desgraciadamente.

Que no cese la voz, eso para empezar.

Saludos,

Sonia dijo...

Cuánta razón tienes, Victoria. Tan lúcida como siempre, y veo que más animada! saludos.

Apostasia dijo...

¿Cuándo dejará el estado de financiar a la iglesia?

Anónimo dijo...

¿por qué la fundación matria no tiene página web?

Victoria Sendón de León dijo...

La estamos hacieno. Queremos que no se una página más y eso lleva tiempo y dedicación. Gracis por tu interés. CASANDRA

Anónimo dijo...

Vamos patrás como el cangrejo, ahora resulta que ni podemos apostatar porque el Tribunal Supremo así lo ha decidido. Qué asco.

Débora dijo...

No sabía que formaba parte de alguna organización. Es interesante.

A quién esté a cargo del sitio web de la fundación podrían recomendarle la consideración del software libre, por favor. No todas utilizamos navegadores como el Internet Explorer (IE) de Microsoft.

El sitio web de Mujeres.Net que enlaza a la derecha de su blog, solo se visualiza bien en la última versión de IE. Es una pena, el sitio es de Mexico (dónde vivo). Pero ya le hice un comentario a la editora de ese sitio, espero que lo tome en cuenta.

Por cierto, me podría decir donde podría conseguir su último libro en México.

anónimo dijo...

Espero que el color principal que tenga la web de la fundación matria no sea el violeta. En internet habría que dejarse de colores simbólicos y pensar más en la visión cómoda de los/las internautas. Se abusa del uso violeta y esto puede ser un indicio de que el movimiento feminista agoniza.

Victoria Sendón de León dijo...

Yo también me decanto por la estética. Estoy de violeta hasta el moño, con perdón.
En cuanto a mi libro "Matria"...tal vez en la librería Ghandi lo puedas encontrar, pero no sé... La verdad es que soy una mala madre y me ocupo muy poco de mis hijas e hijos. CASANDRA