13.9.08

MORIR DE ÉXITO

¡Iba todo tan bien! Los promotores, constructores, arquitectos, técnicos, subcontratas, bancos, entidades hipotecarias y ayuntamientos se estaban forrando de lo lindo. Y hasta los operarios se regocijaban con las migajas. Los prostíbulos a tope, la trata de mujeres viento en popa, la silicona a granel, las fábricas de automóviles en alza, más si se trataba de “todoterrenos”. No digamos el tráfico de drogas: ¡que no faltaran las rayitas diarias para que la fiesta no acabara jamás! ¿Por qué iba a acabar si los consumidores seguían comprando y comprando hasta reventar? Hipotecarse o morir. “Comamos y bebamos que mañana moriremos”, aunque nadie pensara siquiera en semejante antigualla: morir ¿por qué? ¿Para qué?

Y, de repente, estamos muriendo de éxito. ¿Cómo es posible? Es posible porque nuestros conceptos sobre economía están totalmente obsoletos. Es más, la economía no es en absoluto una ciencia, sino política de intereses disfrazada. La aspiración a un crecimiento ilimitado es absurda por principio. Nada en la Naturaleza crece indefinidamente: todo muere y renace en función de la vida misma. La receta del supuesto éxito económico de un día no nos vale para la etapa siguiente. Una sabia economía tendría que ser algo muy parecido a navegar. Si en un momento dado resulta exitoso desplegar velas, en el siguiente hay que arriarlas. Si viramos a babor, en otro momento tendremos que hacerlo a estribor. Un viento de popa se convierte en dos minutos en otro de proa. Y así todo…. Lo que nos ha servido para crecer, ahora nos sirve para menguar. Y nos encontramos achicando agua, que se nos ha metido hasta las rodillas. Pero el barco se hunde… de éxito. Se hunde por haber permanecido con las mismas “recetas” simplistas de navegación en una palangana.

¿Por qué los políticos siguen exhibiendo numeritos del PIB y tonterías por el estilo para convencernos de que aún estamos vivos? ¡Pero si esas cifras sólo indican valores monetarios¡ Si hasta los accidentes de tráfico hacen subir el Producto Interior Bruto; si hasta los “puticlubs” también lo hacen o el crecimiento del botellón. ¿Qué significan esos ridículos números? ¿Por qué no son capaces de confesar: el modelo económico imperante ha fracasado? Sí, ha fracasado. ¿Tan difícil sería explorar un modelo cualitativo en el que la riqueza se midiera según pautas de calidad de vida, de libertad y de equilibrio ecológico? Sería, si no fácil, mucho más sabio. ¿Pero quién gobierna el mundo? No los sabios, desde luego.
CASANDRA

14 comentarios:

Montserrat Boix dijo...

Pero bueno, Sendón, ¿como puedes pensar que te hemos quitado de las blogosferas de Mujeres en Red si eres nuestra bloguera oficial del reino? No se que te ha hecho pensar eso. Sigues en portada, como siempre.

besos

montse

Anónimo dijo...

Suscribo cuanto dices -¡joder con el crecimiento!- y respondo a tu última pregunta, retórica por supuesto:

los más salvajes, los más insolidarios, los más egoístas, los más violentos, los más listillos y toda su cohorte de cómplices, incluidas esas masas con vocación de esclavas (mejor voto a un jefe que a un compañero, porque el jefe me da de comer, me dijo uno).

Tes quiero, Victoria

Victoria Sendón de León dijo...

Montse, perdona. Es que me encontré la página muy distinta el otro día y no encontraba "mi sitio" para escribir. De todos modos, no me gusta ser "oficial" de nada, y menos del "reino". ¡Salud!

isabel dijo...

Los sabios saben que el barco no cabe en la palangana, los que gobiernan el mundo puede que no lo sepan o no quieran saberlo.

Ahora, Sra. Sendón, una pregunta sobre su libro, ¿por qué dice que es más fácil que las mujeres que aspiran al poder lo hacen desde una actitud de servicio?

maria dijo...

muy audaz y de meridiana claridad lo q nos expones sobre la crisis Victoria. Me he permitido llevarlo al foro de LA CALLEJA DE LAS FLORES (http://callejadelasflores.es/foro/index.php ) para compartirlo con más gente, q como tú, andamos en la trinchera intentando cambiar los hechos desafortunados q nos rodean con la denuncia y el NO NOS CALLARÁN.
http://callejadelasflores.es/foro/viewtopic.php?p=15679#15679


un abrazo

Unaquepasóporallí dijo...

Quizá para que el 20% de la población mundial viva tan ricamente el 80% restante agonice, quizá la sabiduría semeja una sardina y se la comió el gato, ¿qué intereses mueven el cotarro?
Quizá sea más fácil "predicar que dar trigo," en definitiva, ¿quién sufre la crisis? Quien está abajo.
Un abrazo.

otroquepasóporaquí dijo...

Quizás es más fácil dar trigo. Quizás es más difícil hacer patente y claro algo. Quizás no hay crisis. Quizás sólo podemos consumir menos. Quizás no estamos abajo, sino arriba. Quizás la crisis desanime a los de abajo a querer vivir arriba. ¿Crisis? Abajo enferman sin remedio sin crisis, abajo los procesos mutan también sin crisis, etcétera,... Y qué decir de la escasez, carestía o de las situaciones dificultosas o complicadas. Eso sí, allí abajo no andan con coñas y la violencia conlleva crisis ministeriales. Quizás es nortecentrismo. Quizás abajo también existe. Quizás es demagogia. Quizás es la pedagogía del miedo. Quizás es el mundo al revés. Quizás, quizás, quizás,... A ser buenos y buenas y a cuidarse. Unha aperta. Aaaaaaaaaaaaaabur.

Anónimo dijo...

Hola, al hilo de las buenas noticias...
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Parlamento/femenino/elpepuint/20080917elpepuint_16/Tes
¿Ocupará tantas primeras como esa ¿orgía de muerte? de la que habla el artículo? (pregunta retórica)...

Anónimo dijo...

Perdón, es que no se hacerlo de otra manera, http://www.elpais.com/articulo/inte
rnacional/Parlamento/femenino/elpep
uint/20080917elpepuint_16/Tes

isabel dijo...

Un Parlamento Femenino

Xose dijo...

Otro de los temas a los que no parece que se le esté sacando tanta punta como se debiera en esta crisis es a la total falta de disimulo con la que los neoliberales están mostrando su doble moral. “El estado no debe intervenir, el estado no debe financiar una Seguridad Social (que lo hagan empresas privadas), el estado no debe meter las narices en la economía, el mercado se autorregula…”… y, de repente, cuando los excesos del mercado provocan el lío en el que estamos, que sucede? Pues que no dudan en pedir a papá estado que suelte la pasta ya. Eso, dinero público para paliar sus desmadres y salvarles de… ellos mismos. Para una atención sanitaria al alcance de todos no, pero para reflotar las empresas que ellos, con su avaricia especulativa, han hundido, entonces si.

En fin, sería para reír si no fuese que es más bien para llorar.

Voluntad dijo...

Bueno, también hay políticos y políticas que denuncian estas cosas, pero no obtienen tantos votos como quienes las defienden. Paradojas de la democracia...

Daphnexistencial dijo...

eres maravillosa!
me encanta leerte,
una mujer con garra e
inteligencia!

los politicos que nos gobiernan,hacen que vivamos para ellos y no lo contrario que deberia ser lo justo y deseable!
no hay ni uno razonable.

debemos hacer algo, pues ellos no seran quien den el primer paso.

un saludo.


te sigo, con mucho gusto!

Daphnexistencial dijo...

eres maravillosa!
me encanta leerte,
una mujer con garra e
inteligencia!

los politicos que nos gobiernan,hacen que vivamos para ellos y no lo contrario que deberia ser lo justo y deseable!
no hay ni uno razonable.

debemos hacer algo, pues ellos no seran quien den el primer paso.

un saludo.


te sigo, con mucho gusto!