14.10.08

¿EL FIN DEL PATRIARCADO?

No sé si veremos ese fin, pero desde luego que se trata de una hecatombe. El tiempo histórico se viene acelerando ya desde hace décadas. Dudo que alguna otra generación haya visto tantos cambios políticos, económicos y sociales como la nuestra. Comenzó con una ofensiva del capitalismo en el sentido de convertirse en capitalismo financiero, salvaje, de casino, en el que las grandes corporaciones y tiburones por libre se jugaban, sin traba alguna, nuestros ahorros, nuestras hipotecas, nuestra deuda, nuestros fondos de pensiones, monopolizando los beneficios y socializando las pérdidas. Primero se hizo a costa de los países pobres, que no tenían más remedio que seguir las normas del FMI, el BM y la OMC. Privatizaciones, créditos impagables, deslocalización, recorte en salarios y gastos sociales…: una sangría. Las multinacionales aprovecharon para sangrar más a esos países, comprando a precio de saldo los bienes y servicios nacionales. La desregularización del tráfico de las finanzas las llevaron a cabo los presidentes Reagan y Tatcher, iniciando así un neocapitalismo global que hoy se precipita al abismo por un cúmulo de errores y codicias vergonzantes.
Luego vino la caída del muro de Berlín, es decir, la caída del Imperio Soviético, no sólo como potencia en liza, sino como modelo, como símbolo de otro sistema, por más que ese sistema fuera tan siniestro como el nuestro o más, pero que dejó el campo libre para “el pensamiento único” y “el modelo único”. La “izquierda” se desmovilizó y los sindicatos se corrompieron aún más. Los nacionalismos furibundos en la ex – Yugoslavia se enzarzaron en guerras bárbaras que desangraron a la población (1991-2001) Sólo quedaba transigir con una economía de mercado que parecía triunfante e imparable, que los países soviéticos aprovecharon para transformarla rápidamente en economía mafiosa con todo tipo de tráficos, empezando por el de mujeres. El modelo único permitió la invasión de países con grandes recursos energéticos con la disculpa de implantar una “democracia” a medida de los intereses del capital.
Tan importante como la caída del muro de Berlín, fue el ataque, en propio territorio americano por primera vez en la historia, contra las torres gemelas. Un extraño complot que sirvió de disculpa para iniciar la era “Gran Hermano” en nombre de la seguridad: aeropuertos, internet, cámaras de vigilancia, inmigración…. mientras las mafias se mueven impunemente por toda Europa. Y ahora, el “crack” y el “crash” del castillo de naipes de oropel, al que se inyecta nuestro dinero para hacernos la ilusión de que sigue funcionando y los grandes ejecutivos aprovechen para seguir forrándose con los “bonus” famosos en recompensa por su ineficacia. Espero un gran control de esos abusos, pero ya se inventarán alguna nueva argucia.
La conclusión es que este modelo no ha funcionado y nos lleva al desastre. La enseñanza profunda es que la ciudadanía hemos de plantearnos un nuevo modo de vida. Un modo de vida que no coincida para nada con los presupuestos patriarcales que constituyen su fundamento: explotación de la Naturaleza y sus recursos, dominación y sumisión de las mujeres, y la guerra como solución de conflictos creados para la misma, como las “armas de destrucción masiva” de Iraq. Esos son sus “disvalores”, que contaminan la vida política y personal de la gente.
La conclusión es que ES EL MOMENTO DE LA POLÍTICA. Pero ¿no está la clase política igualmente corrompida? Ya no hablo de derechas o de izquierdas porque ambas construcciones han de ser superadas en un “hacia delante”, que aún no está definido y que las feministas tendríamos que cuestionarnos. No nos podemos quedar ahora sin discurso y seguir limitándonos a la “temática mujeril” de aborto sí o no, malos tratos, sueldos , etc. Y digo limitarnos, no exluirlos. También esa clase política se ha mostrado ineficaz y pasiva para enfrentar un CAMBIO DE MODELO DE MUNDO, que es a lo que nos enfrentamos. Se trata de un Apocalipsis o final de “un tiempo” que ya está periclitado. Cuando el tiempo se acelera de tal modo es que estamos al final de algo. ¿Qué mundo tenemos que ir gestando? ¿Qué mundo queremos dar a luz?
Como muestra de la miopía política, leo ayer en un periódico, que la Junta de Andalucía levanta sus restricciones urbanísticas para que en los Parques Naturales se abra la mano para la construcción de más “campos de golf” a fin de activar la economía. ¿Otra vez? El modelo que no funciona lo quieren impulsar de nuevo. ¿No se les ocurre nada mejor? ¿Estos son los criterios y la imaginación creadora de nuestros políticos? ¿Por qué no obra pública? Porque siguen creyendo en el mercado especulativo y en la iniciativa privada de los gansters promotores y otras hierbas. Carecen de ideas, de proyectos, de coraje, de iniciativas. Están bien pertrechados en sus carguitos y prebendas: no ven más allá de sus narices. ¿Cómo reconquistar la democracia convertida en “partidocracia”? Bueno, continuará, porque tengo otras muchas cosas que decir al respecto.
CASANDRA

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con tu análisis, Victoria. Sólo añadiría un matiz ¿de detalle?:

La "clase política" también se compone de mujeres y desde que se impuso lo de la paridad no tengo la menor garantía de que ni ellos ni ellas sean los más competentes, antes bien los más afines al aparato. De ahí las burradas como la que cuentas de los campos de golf y otras muchas.

Victoria, si logras dar con el "cómo" para restaurar la democracia, te adoraré como a la diosa Matria y me apuntaré a tu proyecto sobre la marcha, porque las gentes de "mi entorno" y yo llevamos tiempo dándole vueltas al asunto y no vemos salida (bien es cierto que no tenenmos tu capacidad de reflexión, claro).

Mucha salud, que te la mereces.

anónimo dijo...

No se puede ir gestando otro mundo. La gente no tiene ese pensamiento y la mayoría de asociaciones de mujeres que se consideran feministas parece que menos aún.

Anónimo dijo...

A mi modo de verlo, el Patriarcado tiene aún siglos de vigencia, el poder no pierde incentivos, la banca privada recibe ayudas públicas en todas partes, el status quo establecido hace que el motor del mundo sea el dinero, la crisis o los cambios que vivimos a nivel global parecen de difícil solución,(¿puede cambiarse la avaricia? ¿Acaso las alteraciones genéticas creen o han creado ya el ser superior, perfeccionado gracias a la ciencia, dominador del resto de seres inferiores?) la rapiña sobre el planeta puede destruirlo en cualquier momento, etc. El Patriarcado sigue y seguirá, versus gran capital amasando fortunas y pisoteándolo todo.
La democracia parece la menos mala de las formas de gobierno, aunque más que la democracia el mundo lo gobierna la Plutocracia. En fin, veo difícil que desaparezca el Patriarcado, Victoria, porque éste echa raíces por todas partes y de sus cenizas renacen nuevos brotes y quimas y ramas de ese gran árbol nutricio. Gracias por compartir con quienes te leemos tus observaciones, Victoria, y sigue pensando y cuídate.
Antígona.

María dijo...

Victoria-Casandra, a veces "te veo" y a veces "no te veo". Y esta vez "te veo", no sé la próxima, porque has dicho cosas muy raras, te he leído cosas rarísimas, situándote claramente en una línea muy determinada y preexistente, prejuicios muy tradicionales -falso-izquierdosos, para entendernos- pasados de rosca, muy pasados de rosca. Pero, de vez en cuando, percibo lo nuevo, lo que está por nacer, en ti. Y esta vez lo he vuelto a ver, no sé por cuánto tiempo.

Las crisis es lo que tienen, que obligan a pensar en algo nuevo, porque lo de ahora no vale, y eso tiene su riesgo, rechazar todo lo de antes, querer romper radicalmente con el pasado, y yo creo que es una mezcla de ambas cosas. Fíjate, hasta el "patriarcado" tiene cosas buenas, cosas que hay que recuperar, la caballerosidad -llamada así y por eso así se lo llamo, pero sin connotaciones de género- el honor, los pactos entre "caballeros" -y repito lo mismo de antes-, la lealtad a la palabra dada...

El Cristianismo, ¡ay, el Cristianismo, tiene tantas cosas buenas y nobles, tantas cosas aprovechables en este tiempo de inseguridades, de relativismo moral! Tomemos a Jesucristo, no como al Hijo de Dios, sino como a un maravilloso y atractivísimo revolucionario social y moral.

No creo que "el nuevo mundo" vaya a ser, ni le convenga ser "de las mujeres", pero estoy convencida de que a las mujeres nos van a dejar hablar "por cojones", porque los señores no van a saber por dónde tirar. No tienen nuestra costumbre de tener que recomponerlo todo al día siguiente, ¡con lo limpita que estaba la casa!; ni la de tener que buscar una solución autodidacta a esa mancha que se ha echado el jodío niño, ¡y acabamos cargándonosla!; y "nos desangramos" una vez al mes, pero sabemos que no nos vamos a morir por eso, ni nos estamos pudriendo por dentro; y parimos con dolor -antes de la epidural, si se me permite la gracia- o la criatura, la muy cabrona, nos eleva todas nuestras vísceras, hasta casi rozar nuestros pulmones, y nos ahogamos, pero, por eso, aceptamos que parir algo nuevo implica dolor, implica sufrimiento, ¡pero, ay, cuando nace el bebé...!

Las mujeres estamos hechas para lo que está por nacer, para lo que no se sabe aún lo que es ni cómo es; para aprovecharnos de los conocimientos de nuestras abuelas y de nuestras madres, sin desdeñarlas por antiguas -¡si valen, valen!-; para improvisar soluciones nuevas, pero que ya nos sirven para toda la vida, y que dejaremos en herencia a nuestras y nuestros descendientes; para aceptar que no hay nada, ni bueno ni malo, que un día dure, pero no pasa nada.

Los pobres señores nos necesitan, ese es un hecho objetivo.

Y, finalmente, el Feminismo va a tener que empezar a ponerse las pilas, y dejar de hacer seguidismo a Patriarcas, Chupi-Guays en apariencia, vale, pero Patriarcas Fetén, de los de toda la vida. A presuntos izquierdosos al rescate de los pobres banqueros y especuladores, que nos han llevado a esto, vía CHEQUE EN BLANCO (¡ja, ja!)...con nuestro dinero, endeudándonos a nosotros, a nuestros hijos, a nuestros nietos, hasta la CEJAS, (¡ja, ja!). Aquí también "te veo" y "te veo" mucho.

Habrá que ponerse a ello, ¿no?

De la ciudadanía de a pie que lleva veinte años zambulléndose alegremente en esta fantasía de no-crisis -que yo a la crisis nunca he dejado de verla, dicho sea de paso- con sus cochecitos renovados cada dos años, ¡que no se diga!; el pisito, cueste lo que cueste, ¡que no se diga!; y el préstamo para pagar el préstamo que pedimos para pagar el préstamo original...de eso también habría que hablar. ¿No?

Un saludo, Victoria-Casandra.

marina dijo...

Cada vez aparecen más palabras disfrazadas entre comillas... "democracia", "fuerza de paz", "izquierda" y sí, "política".
Me quedo con la frase que has puesto en mayúsculas: ahora es el momento de la política.
No la "política" de las altas esferas o de partido.
Adelante con la política de base, de pueblo, de lo público, la que es fiel a su propia definición.

Saludos
i espero con ganas la continuación
:-)

María dijo...

Y hablando de Feminismos y de cómo está el patio, y de relativismos morales y de podredumbres varias. No sé qué pensareis vosotras, pero me encantó la fiestuqui del Barco del Amor en Valencia, pero faltó la guinda espectacular. Para la próxima, chicas, contratad al "artista" ese -en mi pueblo llamamos "artistas" también a los listillos- que hace exposiciones con cadáveres -si lo hace gratis, por La Causa, mejor, pero me extrañaría, porque el artisteo no está mucho por hacer nada por la cara, salvo una excepción que comentaré más adelante-. Decía, que el "artista" ese haga un apaño con los embriones desechados y los utilice como su imaginación le dicte para decorar el casco del barco, y que esa sea su imagen de marca: "Women on foetus".

Artistas altruístas: no seré injusta, los hay, Pilar Bardem, pues que ha aprovechado la circunstancia para decir que las madres de los anti-abortistas, seguro, seguro, segurísimo, en su día fueron a abortar a Londres, y en consecuencia, que se callen la boca y tal, que estos fachas católicos tienen mucho que ocultar, y son unos hipócritas, y que se callen, vamos, que para decir burradas ya está ella y los de su cuerda, cordón.

Si nos pusiéramos aquí todos a responder y contrarresponder burradas con burradas más gordas, pues que no acabaríamos nunca, pero que, vamos, que aquí nadie tiene Patente de Corso -hablando de barcos- y, o decimos todos burradas o no las decimos nadie, porque yo podía decir que si una de las que se subió al barco hubiera sido la Bardem hace -- años (rellénese la línea de puntos con los años que tenga su Javierín), pues eso...

Y que, como Feminista que juro que soy, y partidaria del aborto, pero como un mal menor, como una desgracia, como una tragedia, como una desdichada necesidad, y NUNCA como un motivo de celebración, he sentido mucho, mucho asco, mucho, toneladas de asco.

Y que, a lo mejor, la Bardem tiene razón, que entre los pro-vida había alguna mujer que en su día abortó y que ahora tiene serias secuelas psicológicas que querría evitar a otras. Y es que es lo que tiene una cosa tan seria como el aborto: que no es una juerga, Hermanas.

Anónimo dijo...

Quienes echan parrafadas tipo maría no saben cómo obtener un aprovechamiento óptimo de ese bien tan preciado que llamamos tiempo. Se puede decir lo mismo con un poco más de brevedad.

María dijo...

Anónimo/Anónima (táchese lo que no proceda) me da que compartimos glorioso pasado, el de Progres-Versión-Chorra-Listilla-Prepotente.

Lamentablemente, me temo que el tiempo ha bifurcado nuestros caminos, tú insistes en el perfil de Listilla/Listillo, más que nada para disimular que no sabes contraargumentarme, y seguramente has adquirido El Fatal Mal de la Prisa -o de PRISA, ¡yo qué sé!- que queréis engullirlo todo en dos patás. Yo, por el contrario, aunque conservo como un tesoro mi incontinencia verbal de antaño -salta a la vista, lo sé- me he liberado de La Chorrez Correctamente Progre, y estoy de un desinhibido que meto miedo. Y no voy a dejar de ser Progresista de Izquierdas (porque también hay Progresistas Liberales, os informo) así me torturen con un Vídeo-Fórum de pelis de Almodóvar.

¿Se puede decir lo mismo más brevemente? Hazlo tú, o, en su defecto, explica por qué estás o no estás de acuerdo conmigo, que creo que de eso se trata. Tú o quien sea, vamos, que está el progrerío que no te contesta ni p´atrás, te llaman facha, o pesada, y ahí t´has quedao pa los restos.

Un saludín, camarada, o camarado.

Anónimo dijo...

Hola Victoria estoy intentando contactar contigo, es un asunto importante relacionado con Maria José Blanco, por favor este es mi correo. No se como localizarte

fzg0026@hotmail.com

Anónimo dijo...

Hola Victoria estoy intentando contactar contigo, es un asunto importante relacionado con Maria José Blanco, por favor este es mi correo. No se como localizarte

fzg0026@hotmail.com

Anónimo dijo...

Desde luego que hay a quien le sobra tiempo para poder escribir comentarios demasiado extensos y cansinos que no pueden leerse por falta de tiempo.

maria dijo...

no soy la maría anterior, soy otra de las muchas mujeres q tienen este nombre de pila y la q en ocasiones se pasa por tus páginas para dejarte su admiración por la maera que tienes de razonar sobre cuestiones importantes y suscribe lo q dices en, digamos, el 90%, para no totalizar.
un saludo Victoria

Kostas Kamaki dijo...

No creo qúe sólo las feministas se tengan que movilizar contra todo este tipo de guerra: algunos, ahí estamos, enfrentándonos no sólo a la burocracia y a las grandes empresas, sino también a nuestr@s compañer@s, a nuestr@s vecin@s, a quienes intentan liquidar otro tipo de mundo, otro tipo de relaciones, otro tipo de vida, vamos, la vida que es y que no dejan que sea porque, el bosque, lo han gaseado y no nos dejan ni respirar.
NO sólo codo, no sólo palabra a palabra, no sólo... Ítaca, estará lejos pero, conseguiremos llegar a ella, deleitándonos y riéndonos en el camino.
Besos de camino.