2.4.12

SE EQUIVOCÓ LA GAVIOTA...

… se equivocaba. Por ir al Norte fue al Sur.... Pues sí, la gaviota de Génova está bastante ennortada y ha puesto rumbo a Deutchland en lugar de hacerlo hacia Iceland, donde se han sacudido la crisis tomando medidas valientes por lógicas. Lo que estamos haciendo el resto de los europeos no es más que un disparate detrás del otro. Y es que el miedo es muy mal consejero. ¿Ustedes creen que si nos negamos a pagar las deudas de los bancos nos va a pasar algo funesto e irreversible? Pues no: todo lo contrario. Si un banco quiebra, se nacionaliza y punto, pero no se le da un euro más. Y al tipo que ha permitido que el banco quebrara por su mala gestión y su avaricia, se le juzga y se acabó. Es lo que están haciendo en Islandia.

Ya oigo las risitas, ¡qué ingenua! Que no es ingenuidad, que es pura lógica. Una lógica diáfana y esplendorosa frente a los absurdos que estamos realizando cada día obedeciendo a Alemania y guiándonos por las agencia de 'descalificación', que se están poniendo las botas con nuestras desgracias. Que en cuanto los estados comiencen a desobedecer, esto se arregla. Pero ¿quién le pone el cascabel al gato? Ya no hay valientes, ya nadie se atreve a vivir peligrosamente. Creo que los mandatarios y toda la 'corte de los milagros' de la poliquetería sólo se preocupan por consolidar sus carguitos. Tienen miedo, mucho miedo porque sin ellos no son nada.

No quiero hacer profecías, pero es que lo estoy viendo. Esto termina como la Revolución Francesa. El Primer y Segundo Estado van a desaparecer. Es decir, banqueros, grandes empresarios y clase política van a ser barridos por la Historia. Un mundo en el que imperan sus lógicas es absolutamente inviable, insostenible. Creo que el instinto de supervivencia y la potencia evolutiva de la especie van a realizar el gran cambio que ni siquiera vislumbramos.

Ahora sólo nos queda prepararnos en profundidad para estar a la altura de estos tiempos definitivos. Entramos en un período constituyente del mundo nuevo que tendremos que ir armando entre todas y todos. Esta vez nadie va a poner en cuestión a 'la mujer y la ciudadana', como sucedió en 1789. Esta vez, no. Es más, tomaremos la iniciativa.