20.4.09

DEBERES Y RESPONSABILIDADES

Hace ya algo más de sesenta años que fue promulgada la Declaración de Derechos Humanos, que nos han servido de orientación para que, al menos, nuestro mundo haya sido un poco menos cruel en su comportamiento habitual. Han servido para tomar conciencia de tanta y tanta injusticia gratuita en un mundo que se proclama justo. Han servido para que los trabajadores, los niños, las mujeres o los pueblos reivindicaran sus justos derechos. En ciertos lugares del mundo no han servido para nada. Sin embargo, los que hemos conseguido nuestros derechos –por lo menos en el papel- nos hemos olvidado frecuentemente de los deberes éticos que nos incumben.
Esta crisis económica apunta también al síntoma de una crisis mucho más profunda: a una crisis de valores éticos, de comportamiento social solidario, a una crisis de la clase política, sindical y empresarial de proporciones insoportables. Y también a un modo de actuar en lo personal que sólo pone la mirada en sus derechos. Quiero por eso llamar la atención a cierto proteccionismo de los gobiernos que tratan de paliar los efectos de la crisis inyectando dinero, tanto a los bancos como a las empresas y a los parados. Me parece muy bien, pero no significa ser de “izquierdas” el no pedir contrapartidas a todos esos grupos que están recibiendo el dinero de todos. Subsidio de paro, muy bien, pero a cambio de servicios a la comunidad. Dinero a los bancos, bien, pero a cambio de créditos a los contribuyentes. Dinero a las empresas, estupendo, pero a cambio de que no aprovechen para echar a la gente de mala manera. Pedir responsabilidades es un modo de justicia distributiva.
Creo sinceramente que las gentes tendríamos que estar más dispuestas a ejercitar ciertos deberes y responsabilidades ciudadanos que hemos olvidado. Todos necesitamos de una “educación para la ciudadanía” y urgentemente. Por más que “Roucolandia” le llame a eso “manipulación de las conciencias”. Por cierto, el Estado Vaticano jamás ha firmado o se ha adherido a la Carta de Derechos Humanos. ¿Por qué será?
CASANDRA

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Y dale con lo mismo !que obsesión tienes con la Iglesia ! ¿Por qué será?. Es posible que la Iglesia no firmara nada para adherirse a los Derechos Humanos, no lo se. Quizás sea porque no lo necesite, pues Ella (la Iglesia), siempre ha estado y está al lado de los más necesitados...Aunque no te guste, bonita

Anónimo dijo...

La verdad es que siempre tiene la misma fijación. Es una pena...¿Qué le ha hecho la Iglesia? ¿Por qué nunca habla algo bueno de Ella? ¿Tan mal le trataron en el convento?. Yo creo que tiene un traúma de esa época

Isaak Asino dijo...

Siendo la Iglesia una organización mafiosa, fascista y antihumanitaria, aún hay quien tiene la desfachatez de pavonearse como si hubiese algo que agradecer a esta multinacional de la superstición que lleva dos mil años sembrando el odio, la muerte y la destrucción, obstaculizando todo avance de la humanidad hacia caminos distintos que no sean sus dioses de telenovela.

Cambiad el discurso, que son millones los muertos y desahuciados a cargo de la Iglesia.

Ramon dijo...

Son muchos los católicos que actuan cristianamente y que no estan de acuerdo con los postulados de la Iglesia. Me parece increíble que algunos de los comentaristas anónimos de este blog consideren que la Iglesia siempre ha estado al lado de los más necesitados. Y no hablo de los tiempos de la Inquisición, no hace falta ni cambiar de siglo para ponerse las manos en la cabeza en este asunto.
Estoy de acuerdo con la idea de no dar dinero del estado como limosna (y menos para los bancos), pero no del todo con esta idea en la prestación por desempleo.
Hay mucha gente que se coge el paro como unas vacaciones pagadas (siempre que con la prestación pueda permitirse vivir), como si la parte de la nómina que se destina a desempleo fuera un crédito a favor del estado y que éste está obligado a devolver al individuo. Rigurosamente se trata de una ayuda económica temporal para el periodo de transición entre el final de un trabajo y el inicio de otro. Antes que el trabajo para la comunidad primaria el hecho de no permitir que las personas en paro rechacen ofertas de trabajo para continuar sus malentendidas vacaciones.
También existe mucha gente que, aunque cobra paro, trabaja y le pagan en negro. Socialmente esto no está mal visto, aunque se trata de un fraude en toda regla. No culpo al que lo hace para sobrevivir, sino al que se aprovecha de esta situación para ahorrarse la cuota empresarial a la seguridad social.
Jugamos al capitalismo feroz, un sistema cruel que no entiende de buenas intenciones y de justicia social. Pero cuando la mismas leyes del mercado nos hacen perder y las ganancias se convierten en pérdidas (o en menos ganancias, no olvidemos que la mayoría de los bancos no han dejado de ganar, aunque han ganado menos) entonces ya no queremos capitalismo, queremos que el estado nos salve.
¿Verdad que muchos, a parte de los impuestos, estamos dispuestos a pagar un seguro de vida, del hogar, etc. para, en caso de desgracia, no quedarse sin nada? Salvando las distancias, ¿por qué no entendemos los impuestos desde este punto de vista?

frantic dijo...

Supongo que cada persona utiliza su blog para hablar de lo que quiera y expresar sus ideas; por ende, si una persona no está a favor de la iglesia, no creo que esté obligada a poner algo bueno sobre ella en su blog. Esto es así y a quien no le guste, pues ajo y agua o si no, que escriba su propio blog poniendo lo que le apetezca. La libertad de expresión es para todo el mundo no sólo para algunas personas.

Yo tampoco hablo bien de la iglesia en mi blog y puedo aseguraros que duermo igual de bien por la noche.

Y efectivamente, el Vaticano (junto con Brunei, Birmania y Arabia Saudí) es uno de los cuatro estados del mundo que reconocen no ser democráticos. ¿Qué se puede decir de bueno sobre eso? Lo único que, al menos, no son hipócritas (en este caso) y lo reconocen.

Victoria Sendón de León dijo...

Parece que no queda claro que yo no tengo nada en contra de las gentes que forman parte de la Iglesia, sino que hablo a favor del laicismo, de una sociedad laica que no debe permitir las interferencias de ninguna iglesia en los asuntos seculares. Si estuviera en un país musulmán hablaría mal, muy mal, de la jerarquía que permite o impone la "sharia" o leyes religiosas que se aplican a la sociedad civil. ¿No dice el propio evangelio aquello de "al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios". No parto de ninguna situación personal, sino en calidad de ciudadana que reclama una ética humana basada en la razón y no en los dogmas.
Desde aquí podría bloquear cualquier intervención impertinente, pero yo sí creo en la libertad de expresión. Un saludo.

lola dijo...

por que será que siempre son "anónimos" el mismo tipo de personas, con similares opiniones?.
Una vez mas Victoria, enhorabuena, vuelves a demostrar lo que es una conciencia sana y libre, por algo un@s cuant@s creemos y valoramos tu opinion, sigue con tus análisis que hacen pensar...,gracias.Lola

isabel dijo...

Hay quienes basan su discurso en la provocación, la mala educación y el mal gusto porque no tienen suficientes argumentos serios para defender sus ideas ni capacidad para expresarlas.

Antígona dijo...

Desde luego, cada quien es muy libre de expresarse en su propio blog como le parezca. ¿La Iglesia Jerarquía Institución al lado de los pobres..? Al lado del poder y del dinero, otra cosa distinta son l@s cristian@s de base.

María dijo...

¿Y qué? ¿Qué tal la fiestuqui de ayer, Primero de Mayo, compañer@s del metal, del vil metal, digo?

¡Qué poderío de cartelones de diseño y de fashion-gorras, atrás quedaron las pancartas guarretosas que eran sábanas agujereás! ¿Nos van a enseñar la factura a los paganinis de la parafernalia, el 90% o asín, ni afiliaos ni na, vía impuestos, que ni siquiera podemos marcar la crucecita o no, como con los curas, monjas y demás? ¡Cómo me recordaba lo de ayer a los Gloriosos Tiempos de aquella Unión Soviética de mis entrañas! También en aquéllas, el montaje escénico lo pagaba el Estao, que se solidarizaba con el proletariao, que ellos no tenían la culpa de ná, que era Occidente, y el capitalismo, y la derecha en general, y los popes, si te pones, que menos mal que los tenían en las catacumbas, y aún así...

Para el próximo año, propongo a los compañeros del metal, vil metal, un espectáculo folklórico de los Coros y Danzas del Estado plurinacional, y el Generalísimo presidiendo, y la Sonso, que se me ponga un collar de perlas, para darle más realismo.

¡Ay, sin cuántos votos se quedaría el PSOE si no pudieran seguir comprándolos con la pasta pública, que no es de naide! Porque, aquí, los compañeros del metal, vil metal, tragan con que la Corredor eche una manita a los marditos ladrilleros, siempre y cuando, lo suyo no se toque. Y como se toque, huelga general...contra la Aguirre, como previo aviso al otro, "que te damos cariño, vale, pero si nos lo pagas".

¡Qué mafia, leches, qué mafia! Iba a decir que qué puterio, pero os lo ibais a tomar a mal.