11.12.08

APAGAR FUEGOS

APAGAR FUEGOS

No hace mucho me comentaba una amiga, “¿para qué sirven los políticos? ¿Te has fijado lo bien que estamos, tan tranquilitos, en los momentos de interregno entre un gobierno y otro, cuando los unos se han ido y los otros no han entrado? ¿O en agosto, cuando ninguno aparece para darnos la barrila?” Pues sí. A veces pienso que los políticos nos incordina más que nos protegen. Es decir, que son más el problema que la solución. Los gobiernos de turno dejan que las cosas sucedan y andan liados con sus asuntos hasta que llega el incendio que todo el mundo preveía; la oposición se dedica a meter el dedo en el ojo como única misión política posible. Y así vamos.
Según costumbre de la medicina tradicional china, el médico cobra a su cliente por mantenerlo sano, pero deja de cobrar cuando éste cae enfermo. Es decir, que se trata de una medicina preventiva sabia. Por el contrario, la medicina alopática occidental sólo sabe tratar con la enfermedad, dando remedios paliativos que te enferman todavía más cronificando los males. No existe una política de prevención real, de lo contrario las ciudades no estarían tan contaminadas, el mobiliario del trabajo o la escuela no serían tan anti-ergonómicos, los pesticidas estarían prohibidos o la educación física, mucho más intensiva, sería promocionada para toda la población, por poner un mínimo de ejemplos posibles.
En todo igual. Cualquier ciudadana o ciudadano saben que el país está lleno de mafias y cárteles: andan ahí, en nuestras urbanizaciones de lujo haciendo sus negocios, pero mientras el dinero corra…. Cualquiera sabe también que nuestras carreteras y ciudades están a reventar de prostíbulos intolerablemente esclavistas, pero también dan dinero y muchos servicios, a políticos incluidos. De vez en cuando se hace una redada para que no se diga. A mí todo me suena a música celestial hasta que no eliminen los paraísos fiscales, no legalicen (y regulen) la droga y no porhiban la prostitución. Estas decisiones constituyen la ordalía del poder.
Todo el mundo sabía que un país no puede vivir del ladrillo, que las casas no pueden subir de precio indefinidamente y que la gente hipotecada hasta las cejas tiene que caerse del barco al mínimo vaivén. Ya ha pasado, y ahora llega la política “apagafuegos” a ver qué puede hacer. Antes de la “debacle” se decía: “hemos creado tantos puestos de trabajo”, y ahora: “se han destruido tanto otros”, como cuando estábamos en el colegio y barríamos para adentro con aquello de “me han suspendido” o “he aprobado”, cambiando el sujeto pasivo por el activo según la conveniencia. Igual, exactamente igual que la pueril artimaña de parvulario.
Hace unos meses escribí en este blog sobre las cinco burbujas que tendrían que estallar: la económica, la política, la social, la cultural y la personal. Ojo con lo que está pasando en Grecia. Empieza a pincharse la burbuja política en Europa. En EE.UU. parece que se ha dado el viraje y se ha encontrado al hombre para el cambio, pero no se trata de encontrar a la persona líder, sino de inventar un modo nuevo de gobernar, una forma diferente de administrar nuestros bienes, de potenciar nuestras infinitas posibilidades. El paquidermo administrativo del Estado español tendrá que aligerarse si no quiere entrar en el caos, que está muy cerca. Y la política no debe, bajo ningún concepto, estar en manos de personas cuyo mérito principal sea el de pertenecer a un partido. Cada vez proliferan más los inútiles, los don Tacredo de la política: no se mueven, no piensan, no proyectan, no solucionan. Sólo están y cobran.
Sería de lo más deseable una política de medicina preventiva y no de parque de bomberos. En fin ….
CASANDRA

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Casandra, por favor, está pidiendo peras al olmo quejándose de que los políticos no PIENSAN. Sí, señora, sí piensan,sólo que el único requisito para tener cabida en la política es ser paranóico.Les es suficiente tener una idea fija; dinero y poder. Todo lo demás son cantos de sirenas
para ellos. Pero no se han percatado de que estas sirenas pueden ser las de La Odisea y han empezado por causarnos inquietud y mucho nos tememos que acaben por inspiraranos terror. Las noticias que hemos tenido ultimamente en mi localidad son para preguntarse parodiando a Delapierre ¿ARDE ESPAÑA? Nos tememos que se están aglutinando los elementos necesarios para que ésto ocurra, porque ¿cómo van a arreglar la situación ¿dando dinero a los Bancos? ¡pobrecitos!.¿Premiando a los ladrones en T.V. caso Marbella?., No vemos solución. Roosvelt no ha habido mas que uno y se rompió el molde. Por mi parte estoy convencida de que, al menos en Europa, haciendo hincapié en nuestro país,la solución que alcanzan a ver nuestros gobernantes es la que siempre han puesto en práctica; hundir mas al de abajo para aupar nal de arriba.
Esperemos acontecimientos., MARTAN

Pandora dijo...

Apagar fuegos? Que va, ni siquiera eso, tan sólo se parchea. Las soluciones que ofrecen los políticos consisten en poner parches y así le va a la ciudadanía, aunque siempre hay quien piensa que muchos han jugado a nuevos ricos en el país de la sopa boba.

Anónimo dijo...

Pobre de quien esté esperando a que l@s polític@s (que van a lo suyo) les van a sacar "las castañas del fuego..." que esperen sentad@s. En el país del "sálvese quien pueda," -y en un mundo ídem,- difícil se presentan las cosas. Y pobre de quien espere a que le solucionen los problemas otr@s.
Antígona.

Victoria Sendón de León dijo...

Al día siguiente de escribir este blog, me entero por el periódico que el Gobierno empieza a atar en corto a los proxenetas, proponiendo incluso una especie de decomiso exprés de sus bienes, amén de una protección especial para las "prostituidas" que denuncien a sus explotadores. Hay que seguir presionando.
CASANDRA

Anónimo dijo...

Por supuesto que sin presión social no se logra nada, esto desde luego. A l@s polític@s sólo les mueve de sus poltronas la presión social... y cada cuatro años, la lucha por seguir en la poltrona como sea.

Becca dijo...

pasando por blogs en un momento libre encontre el tuyo y debo confesar que me gusto mucho... espero seguirte leyendo pronto!!

saludos

grettel j. singer dijo...

hola, acabo de descubrir tu blog... asuntos feministas, creo que me cuadra.
saludos

isabel dijo...

En occidente no se practica la medicina preventiva porque se desconoce.

Anónimo dijo...

ISABEL: La Mwdicina preventiva no es desconocida en Occidente, ni siquiera en España. La medicina oficial es la que trata por todos los medios de derrocarla, pero su esfuerzo a corto o medio plazo les va a resultar inútil. Esto llevado al terreno de Casandra viene a ser similar. Le sugiero leer la revista mensual "Discovery Salud" y verá que los "tiroa" van en la misma dirección: Abolir lo falso y obsoleto. Saludos Maryab

Kostas Kamaki dijo...

¡Se están quemando con su propio fuego!: la avaricia, por ejemplo, jejeje. Lo "malo", que se llevan a quienes aún son inocentes por delante. Pero, eso siempre ha pasado, ¿o no?: el poder, se devora así mismo y, con eso, se magnifica y se conserva, una y otra vez, una y otra vez.
¿Es lo que hay?. Esperemos que no pues, aún, nos queda, no sólo la palabra.
Saludos, Victoria.

gabriela dijo...

Porque prohibir la prostitución y no legalizarla? Creo que todos tienen derechos, trabajen en lo que trabajen y cuando la prostitución se ve como un crimen, las mujeres que trabajan en ella no pueden organizarse para mejorar sus condiciones de trabajo, obtener seguro social, compartir o invertir en bienes ya que se vuelven personas no deseadas en la sociedad...nadie las toma enserio como madres, esposas, amantes o personas en general. Las leyes que castigan la prostitucion fuerzan a las mujeres a existir en un ambiente de crimen donde sus derechos no estan protegidos. El hecho de temer ser arrestadas o de perder su credibilidad hace que las mujeres no puedan declarar cuando han sido victimas de abuso.Vender sexo es una cosa, ser victima de abuso no viene incluído en el contrato...entonces, quienes son las culpables, las mujeres que trabajan para alimentar a sus hijos o los hombres que abusan pensando que las prostitutas no tienen valor? Quien ha instituído esta denigráción, el gobierno al criminalizarlas. Legalizar la prostitución les brindaría a las mujeres protección real ante la gente que las roba, viola, asalta, acosa..etc. Quizás el reconocimiento ante la ley les daría el estatus a estas mujeres que merecen como cualquier ser humano, y proveería con las herramientas necesarias para castigar a las personas que hacen tráfico de mujeres y las manejan como en esclavitud. Si las cosas dejaran de ser corruptas y se cumpliera la ley, esta podría servir como una de las medicinas preventivas contra el machismo y la imagen tan objetificada de la mujer.