14.7.07

LA MUJER SALVAJE

LA MUJER SALVAJE

No es un azar que nuestras vírgenes montañas, que nuestras oscuras selvas, nuestros bosques ancestrales, ríos bravos y playas infinitas estén en extinción, mimetizando esa muerte lenta, ese desvío letal hacia la “corrección” de la Mujer Salvaje, olvidando que, al igual que los lobos, es indomesticable. Puede morir, pero no tornarse un perrito faldero ni un callejero sin rumbo ni un chucho inofensivo. El arquetipo de la Mujer Salvaje forma parte de ese “resto” que, también como los lobos, está enraizado en el origen mismo de la identidad, de nuestra razón de ser.

Estoy constatando tantas señales de decadencia, de caída libre en los abismos de la ingenuidad, la estulticia, la crueldad, la impotencia intelectual y vital, la perversión moral y política, la pérdida de instinto, que intento salvarme con la relectura del libro Mujeres que corren con los lobos de Clarissa Pinkola Estés, pero no como una elección intelectual, sino porque el otro día tuve terribles sueños con esos fascinantes animales, lo cual interpreté como una señal.

Pensar en lo femenino en términos de coquetería, de siliconadas, de “lifting”, de cuerpos “light”; en términos de amabilidad, servicio, amor abnegado, de sumisión, de vínculos esclavizantes, de madre y esposa modélicas; en términos de profesional agresiva masculinizada, de intelectual disecada, de política florero y cosas por el estilo es pervertir la raíz más propia y genuina de la psique de las mujeres, cuya profundidad reside en lo salvaje. Esta sola palabra, según Clarissa, despierta un recuerdo antiquísimo, porque lo salvaje va unido a la Vida.

Podemos reconocer “lo salvaje” en la esencia misma del placer estético, del hambre del espíritu, de la pasión creativa y otras pasiones estupendas. Porque lo salvaje nos remite a “una integridad innata y unos límites saludables”. Se podría nombrar de muchas formas, pero la más propia es la de “naturaleza sabia”. Nada que ver con los términos a los que cualquier diccionario de sinónimos nos remite: incivilidad, brutalidad, vandalismo, barbarie, antropofagia…. A mí me parece muy apropiado, entre los distintos nombres con los que referirse a la Mujer Salvaje, el de “La Huesera”, porque remite al liento que nos resucita a partir de un montoncito de huesos cuando ya estamos, aparentemente, muertas.

¿Cuáles serían los síntomas de una ruptura con la fuerza salvaje de la psique? El síntoma definitivo es la falta de energía para vivir, que a veces se manifiesta en la inercia de seguir día a día con lo mismo, a veces refugiándonos en el intelectualismo –que es como un testaferro de la vida-, y casi siempre en el temor, el miedo, la duda, la sobreprotección del yo……

“Cuando las vidas de las mujeres se quedan estancadas o se llenan de aburrimiento, es hora de que emerja la mujer salvaje” (C. P. Estés) Es preciso que las mujeres ansíen encontrarla, liberarla y amarla, porque la Mujer Salvaje es el alma femenina. Mientras sigamos con nuestro feminismo académico o leguleyo sin echar mano de realidades más vitales, que anidan en la profundidad de la raíces, seguiremos muriendo a manos de los depredadores.

CASANDRA

16 comentarios:

Juan de la Cruz dijo...

La fuerza salvaje de la psique:¿todo aquello no codificado por la cultura y que invita al placer, al crecimiento, a la expansión gozosa,a sentir sin trabas, a pensar de una forma no finalista,no sujeta a ningúna idea DIOS...lo que no tiene nombre, y por tanto no existe pero lo HAY? Sentimiento y pensamiento no encarcelado o que lucha por no estarlo, que se deja llevar sin presupuestos prefijados, muertos, que hace camino al andar, como decía Machado?

se me iluminó algo dentro dijo...

pero donde has estado todo este tiempo??!! (para mí, claro...)
acabo de descubr irte con "Mujeres en la era global" y en cuanto lo he terminado he corrido a buscarte en el google, cosa que nunca antes había hecho con ningún escritor, para decirte GRACIAS!
estoy tan tan tan de acuerdo con tu punto de vista, has comunicado tan maravillosamente bien lo que yo siempre intuí pero no era capaz de articular en un discurso coherente que no puedo hacer otra cosa que decírtelo.
de verdad estoy entusiasmada, buscaré tus otros libros.

gracias de nuevo

Victoria Sendón de León dijo...

Gracias. Me voy de viaje y te recomiendo el último de mis libros, "Matria: El horizonte de lo posible".(Siglo XXI)Tal vez no sea muy fácil, pero ahí está recogido hasta donde he llegado en mi nivel de pensamiento de modo sistemático. Me interesa tener interlocutores.

Anónimo dijo...

Creo que he entendido tu mensaje, Victoria. Ahora capto la intención última de aquel spot de jabones y los limones salvajes del Caribe. Sí señora, yo también las prefiero así, salvajes, en su natural y desnuda belleza. Estamos de acuerdo Vicky. OK!

Debora dijo...

A mí también me gustaría tener libros de usted, pero vivo en México, mas concretamente en Tampico, y por acá no venden nada de las feministas que me gustan ni del feminismo en general; me gustan por artículos, blogs y escritos que he leído de ellas en la red. De hecho en la red es dónde descubrí el feminismo. Ojalá que muchas feministas militantes como usted se animaran a tener un blog, nos hacen falta a las jóvenes (supongo, tengo 25), cada vez tenemos menos referentes. Me alegré al ver el blog de "Militantes Feministas" espero que escriban más seguido y tenga más colaboraciones. Un saludo y disfrute sus vacaciones.

El patriarcado manipula la ideas feministas a su conveniencia de modo que tenga mujeres defendiendo sus intereses -y algunas de ellas hasta denominándose feministas-.

Nigella damascena dijo...

Me alegra enormemente encontrarte por aquí. "Sobre diosas amazonas y vestales" es uno de mis libros de cabecera al igual que "Mujeres que corren con lobos".
Desde entonces tus escritos han llegado a mi como pecios a los que agarrarse tras un naufragio.
¡Ah, el azar, Dios de los tontos! Justamente un día de estos, en medio de una nueva crisis, me he encontrado con la sombra de mi guerrera interior en un autorretrato, que te enviaría gustosamente, pero no encuentro tu mail. No importa.
También yo he acudido estos días a Clarisa y ahora este encuentro contigo. Hoy saberte por aquí, poder acudir al encuentro con tus palabras me alegra el día.
¡Salud! NI.

Nigella damascena dijo...

Si te das un paseo por mi blog, entre las entradas de Junio podrás encontrar unas palabras tuyas que tomé prestadas...
en "contra la desigualdad"

Otro ser humano (hombre) dijo...

Has llegado a mi tras la lectura que hice del artículo fechado en el 2000 "¿Qué es el feminismo de la diferencia?". Te doy las GRACIAS por el placer que me has hecho sentir al leerlo y también al revisar algunas entradas de tu blog. Sólo quería decirte que continúes con tu labor de cultivar para despertar en los seres humanos que por aquí naveguen deseos de ser mejores agricultores y agricultoras. Me encanta todo lo que expresa la metáfora que empleas en el artículo, aunque sea un tópico. Gracias y un saludo. A ser buenos y buenas y a cuidarse. ¡¡¡Corazones, no sólo cabezas en los blogs!!!
P. D.: Mi paraíso es Jamaica pero, no sé, igual es muy superficial y tendré que buscarlo en Creta......

Anónimo dijo...

http://venezolanita.un-clic-por-el-bosque.com/

Anónimo dijo...

He creado un grupo de intercambio de experiencias sobre la búsqueda de la mujer salvaje, partiendo de la lectura y la interpretación del libro Mujeres que
Corren con Lobos de Clarissa Pinkola Estés.  

Si quieres formar parte de él, envía un mensaje a:  

lamujersalvaje-subscribe@yahoogroups.com  

Para más información, visita:  

http://es.groups.yahoo.com/group/lamujersalvaje/   

o mi blog  

http://blogs.jazztelia.com/lamaga/blog/

Anónimo dijo...

Los limones salvajes del Caribe en los años 70

Hester Prynne dijo...

Es, sin duda, el libro que más releo y que más me ha ayudado. Lo recomiendo y lo regalo y lo celebro.

Nigella damascena dijo...

Estoy leyendo "Matria", disfrutando y usándolo a medida que lo leo: tratando de cambiar de ritmo en medio de un conflicto de "salud" familiar que es lo mismo que personal y político...
Necesitaré una relectura para animarme a contradecirte (no puedo evitar escuchar un chirrido al leer las palabras realidad y Real), a bañarnos juntas en las lagunas; a pensar, a actuar (¿Hay alguna acción que no sea política? ¿Hay algún discurso que no sea performativo, que no haga lo que dice y diga lo que hace?) y a vivir me empujó desde que cayó en mis manos.
Salud. NI.

Victoria Sendón de León dijo...

Hola Niquela; vuelvo de dar vueltas por ahí y me encuentro con tu último comentario. Te entiendo: es la misma extrañeza que dejaba perplejos a los físicos cuando oyeron hablar de onda y partícula en la loca mecánica cuántica. Pero resulta que es así. Real (onda) y realidad (partícula). O, si prefieres, energía y materia. El universo es más fascinante de lo que podemos imaginar. La política podría serlo si creyéramos en sus posibilidades, pero en ella está actualmente colapsada "la función onda".
CASANDRA

Nigella damascena dijo...

¡Oh, no! No iban por ahí los tiros. Y si, prefiero energía y materia. Real y realidad suena demasiado aristotélico, demasiado patriarcal. Hay términos tan cargados que mejor abandonarlos.
Aún no he acabado de leer Matria pero, en general, resulta muy sugerente y confío en que encontremos el modo de recorrer los mil y un caminos que siempre estuvieron ahí, abiertos, esperándonos.
Solo hay que salir de la Caverna para que se desvanezca La Realidad ante nuestras narices.
Escribí otro comentario que no apareció, no sé
porqué. Cuando acabe el libro, más. NI.

janeiris dijo...

http://wwwjannetiris.blogspot.com
gracias