24.1.07

AGRAVIOS COMPARATIVOS


La verdad es que no manejo las leyes porque no soy abogada ni trabajadora social, pero con o sin leyes, lo que contemplo a simple vista no me gusta nada.

Me estuvieron contando, ayer mismo, el caso de unos adolescentes, hijas e hijo, de una de las últimas mujeres asesinadas por su ex marido. Los niños se han quedado a cargo de la abuela, una señora impedida, - a la que tienen que bañar, dar de comer o acostar- con una pensión mínima, el padre en la cárcel, al que por supuesto odian, y sin más consuelo que la nada ante ellos, un futuro oscuro y un presente totalmente negro. Las dos mayores tienen que dejar los estudios y ponerse a trabajar porque no tienen más narices. Parece que les van a conceder un salario de 3.000 € al año para cuatro personas durante tres años. ¡Hollywood!

La noticia de la muerte de la mujer en cuestión, acuchillada por un energúmeno, no fue más que flor de un día, un lúgubre recuadro en una esquina de cualquier diario, una mención en los noticieros televisivos, una pequeña marcha fúnebre, a modo de manifestación, en su pueblo, y para de contar… Después, unos hijos tristes, tristes, sin futuro, sin ganas de seguir viviendo así, sin medios económicos y sin que nadie los recuerde o los ampare.

Hablando un poco crudamente, estos chicos no han tenido la suerte de que a su madre la matara un ETARRA. Ya sé que nada puede compensar la muerte de alguien querido, pero también es cierto que “las penas con pan son menos”. Esos dos pobres ecuatorianos que murieron en la T4 de Barajas han provocado manifestaciones masivas en todo el país presididas por destacados cargos políticos; han ocupado páginas y páginas, minutos y horas en reportajes y noticias durante casi un mes; y, sobre todo, han hecho ricas a sus familias y a todo el pueblo, porque 300.000 € en una aldea ecuatoriana es como una lluvia de millones que no saben ni contar.

Por mucha ley contra la violencia de género, este asunto continúa mostrando la cara más obscena y embrutecida del ser humano; algo tan sucio que no puede ser exhibido, algo que huele a sexo y a sangre, a patológicas dependencias afectivas, a celos y noches sórdidas en el silencio atronador de lo doméstico: el último reducto de la impunidad, de la impostura más perversa del amor.

Si estos chavalitos hubieran tenido la suerte de que a su madre la hubiera matado un ETARRA cualquiera, aún tendrían el amor o la compañía de su padre, la protección gubernamental, la categoría de “víctimas del terrorismo” reforzada por generosas subvenciones del Estado. Habrían pasado a la historia y podrían ir a estudiar a Harvard si quisieran. Ministros, secretarias de Estado y otras dignidades no dudarían en fletar lo que fuera para acompañarlos en su duelo en países ignotos; los españoles habríamos tomado las calles para clamar contra el crimen.

¿En qué radica la diferencia? Pues en que el primero de los crímenes no es más que la muerte de una oscura mujer a manos de un oscuro hombre, cometido en las tinieblas de lo doméstico, mientras que la muerte de los chicos ecuatorianos se trató de un crimen político con la relevancia que le imprime lo público, ese espacio patrimonio – durante milenios- de los varones.

Cuando las feministas decíamos, allá por los setenta, que “lo personal es político”, pensábamos en que las leyes podrían sacar lo doméstico de la caverna de la impunidad. Ya lo han hecho, pero ¿qué ley será capaz de transformar el orden simbólico patriarcal que tan profundamente mediatiza nuestra percepción y valoración de la realidad?

CASANDRA

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde que entró en vigor la ley contra la violencia de género, me he planteado la cuestión del agravio comparativo que se produce entre l@s hij@s de una muerta a manos de su pareja y aquéll@s cuyo progenitor/a ha sido asesinad@ por un atentado terrorista, ya que la ley contra la violencia de género no considera a l@s hij@s de víctimas de maltrato como víctimas, tal vez, si se consiguiera cambiar la norma para que la violencia de género sea tratada como una forma de terrorismo y los hij@s de las víctimas de esta violencia sean, a su vez, reconocidos también como víctimas y puedan tener acceso a las mismas ayudas que quienes han perdido a su progenitor/a por un atentado de ETA, desaparezca ese agravio comparativo. ¿No?

walada dijo...

Una vez más me congratula saber q tu blog es seguido por mucha gente y q yo me encuentro entre sus filas. Saludos muy afectuosos Victoria! para l@s co-lectores-as q anda por esta senda tb.

Y tras el saludo q debería estar al final y lo he puesto al principio por dejar en clamor la última frase, me atrevo a opinar, pero mu despacito, con cautela sobre este tema, no por temor a nadie, sino porq puedo estar equivocada o dar insuficientes argumentos y quedarme demasiado superficial en mi parecer. Pero me da a mí, q el gobierno, da igual el q sea, q se atreva a equiparar víctimas de terrorismo con víctimas del machismo puede dar lugar a varias situaciones (todas injustas e incordiantes): o bien q el gobierno vaya a la puta calle, con perdón, en las próximas elecciones (ya q el sistema es falócrata por antomasia y esto sería difícil de digerir no sólo por la mayoría de los hombres, sino tb por el sector de mujeres q amparan sus privilegios en detrimento de su género dsd generaciones), o se crearía una nueva picaresca: "yo mato a la madre de mis hijos y luego me los conchaveo de alguna manera para compartir la indemnización que le den! Y a la primera de cambio, me quedo con todo intimidándolos con el terror q les vuelva a crear", con la consecuencia de q aumente los asesinatos de mujeres por sus parejas e incluso de los vástagos .
Además las llamadas victimas del terrorismo, la de eta (escrito con minúscula a conciencia, por gusanos _perdón gusanos!_), me refiero, preoducen votos y hacen subir escaños a la clase política q los sepa inducir a su terreno, las otras víctimas, por razones q ya he dejado entrever un poco, además de no dar ni un voto, creo q más bien selos restaría, y la clase política puede sacrificar cualquier cosa (todas vagatelas, nada q cueste verdadero sacrificio) menos sus votos q le confieren sus pilares de poder.
Sé q somos una mayoría l@s q desearíamos poseer los medios para luchar contra las injusticias derivadas de la violencia y q nos sentimos impotentes cuando su crudeza se desata ante nuestros ojos. Al menos se empieza a reflexionar sobre el asunto en voz alta, toca hacerlo a los q detenta el poder. Igual q otras ideas q atañen al bienestar social, esta es tb muy buena reflexión para q se difunda entre tod@s l@s ciudadan@s, en cualquiera de sus ámbitos. Los q tienen el infortunio de convertirse en víctima de alguien malnacid@ en algún momento de su vida necesitan el amparo de quienes le rodean. Siempre oír decir q la calidad moral de un pueblo se mide por la protección q le brinda a su sector más débil (el envilecimiento q se huele en las esferas de poder q nos manejan es insoportable según este pensamiento)… y a las alturas q estamos de curso en esta supuesta humanidad tan avanzada (y tan deshumanizada!), a que esperan los q detentan el poder la mente clara, honesta y restituir a todo el mundo por igual? la conclusión es contundente y clara, no es necesario razonarla demasiado por ser tan obvia: L@S MALTRATAD@S, FÍSICA O PSÍQUICAMENTE, SON SIEMPRE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pato Garcia dijo...

Q onda? oye ps para recomendarte a ti y a la gente q entre a aqui una nueva pelicula cuauhtemense, Pinocho El Reno; The Mexican Boy
http://patogarciapics.blogspot.com/2007/02/pinocho-el-reno-mexican-boy.html
Chequenla y comenten y porque no? ayuden a difundirla

Tere Mollá dijo...

Querida Victoria:
De nuevo Soy Tere Mollá y hoy te escribo paa hacerte saber que ya y por fin!!! tengo tu libro entre las manos. No sé cuando podré leerlo con la serenidad que se merece, pero prometo darte mi opinión al final del mismo.
Gracias por tu contestación a mi comentario en el pasado post, para mi fué balsámica. Gracias y un fuerte abrazo sórico.
Hasta siempre.
Tere Mollá

Anónimo dijo...

Es una tremenda pena lo que denuncias, pero es lo que nos hemos ganado a pulso. Tenemos los legisladores que hemos elegido, ahora tocan estos y antes tuvimos a los otros y a saber quienes serán los próximos. Yo creo que hasta dentro de 100 años no podremos contar con políticos decentes (en el buen sentido de la palabra) que sepan defender al español y a la española.

300.000 euros por dos "panchitos" (estoy tomando asco a los inmigrantes) de nuestros impuestos y la nacionalidad. Ahí queda eso!!!! Digo yo que esta gente viene por su propia voluntad ¿no? pues esto es lo que hay. Pero claro, por otra parte no es un buen escaparate político no conceder la nacionalidad. Que barato se venden nuestros legisladores, suena a título de película... "Por un puñado de votos"

3.000 euros para 4 personas al año. Y pregunto yo, ¿No se pueden hacer cargo de los niños los "Asuntos Sociales"? Es a lo que estoy acostumbrado, la tutela pasar a la responsabilidad del Estado/Comunidad Autónoma si no hay parientes que puedan hacerse cargo. ¿Dónde están los "Asuntos Sociales"?

Desde luego que destinar 3.000 euros suena a película surealista, pero peor me suena que ninguna feminista asociación mueva un sólo euro hacia esta causa, o ¿lo han movido sin la correspondiente propagada?.

Según tengo entendido, si se suman todas las subvenciones y se dividen entre las personas, perdón, .... y se dividen entre las mujeres maltratadas, tocarían a un buen pellizco. ¿Para qué sacar más dinero a los contribuyentes?

Estoy en acuerdo contigo, el maltrato debe ser clasificado como terrorismo.... siempre y cuando se apliquen las leyes, por supuesto leyes no sexistas, con igual rigor independientemente sea maltratador o maltratadora.

Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

gracias victoria por analizar la realidad con semejante nivel

isabel-porteña en madrid

Anónimo dijo...

gracias por analizar la realidad cotidiana con tanta dignidad , gracias a tus palabras esa ¨oscura Mujer¨ ha sido redimida y elevada a la categoria de simbolo
laura Bulsara de Mar del Plata Argentina lindadetarde@hotmail.com

Anónimo dijo...

Casandra, a poco que te esfuerces, llegarás a interesantes conclusiones políticas sobre Euskadi ta Askatasuna y el Pueblo vasco. Ya te vas acercando y con un poco de lectura sobre procesos de liberación nacional en el mundo que han sido, podrás arrumbar algunos de tus prejuicios. Por lo demás, sí, mata la pobreza más que el género bobo

Anónimo dijo...

Por cierto Victoria, cuentan que han matado a una soldado española en Afganistan. Yo creo que coincidirás conmigo en que si es soldada no es del género femenino aunque tenga ese sexo, pues estaría aceptando unos valores de violencia incompatibles con el género femenino. Así pues será un soldado, con cuerpo de mujer, el que ha muerto ¿no?

Victoria Sendón de León dijo...

¡Por favor! Una mujer soldado sigue siendo una mujer, igual que una abogada o un ama de casa. ¿O sólo la profesión militar implica violencia? Tampoco serían mujeres las monjas, por ejemplo, ya que acatan una religión patriarcal... Y así miles de ejemplos. ¿Acaso las mujeres dejamos de serlo cuando somos violentas? ¿Qué es una mujer, "la buena Juanita"?
No caigamos en dogmatismos ridículos. Lo primero que tiene que ser una mujer es un ser humano libre... Y luego que elija lo que le de la gana o lo que pueda.
CASANDRA

Anónimo dijo...

Ya pero, me reconocerás, querida Casandra, que si la violencia es de género, es decir, un constructo cultural, la soldada es una violenta de género pues ejerce y transmite esos valores patriarcales y por tanto no es mujer-víctima sino agresor y por consiguiente queda difuminada la diferencia sexual. Si las mujeres pueden agredir, es decir, pueden ser "malas" ¿ dónde queda el feminismo?

Emilio dijo...

Ahí le han dado!!!!!

Ya veo como rendís homenaje a la soldado. Joder, luego vais gritando que si queréis igualdad y he aquí a una mujer que quería ser soldado y lo ha conseguido, ¿quién os impide ser iguales?. No he leído en los blogs feministas nada sobre esta chica.

Me parece que os viene mejor muerta que viva, pobre chica.

Teresa Mollà dijo...

Querida Victoria:
Querria contactar contigo, puesto que le he recomendado tu libro a un amigo que tiene un programa de radio en Madrid y le gustaria entrevistarte para elpróximo 8 de marzo o dias próximos a esa fecha.
El programa es de la emisora del Círculo de Bellas artes de Madrid y se llama "La cuadratura del círculo" y se emite los viernes de 15 a 17 horas.
Te agradecería que a través de mi blog (teremolla.nireblog.com), en donde aparece la forma de ponerse en contacto conmigo me hicieras saber si te interesa el tema o no.
Sé que Mariano, que así se llama mi amigo lo intentará tembién.
Espero tu respuesta para poder decirle a Mariano alguna cosa.
Muchos besos sóricos.
Teresa Mollá

Anónimo dijo...

Si la soldada es una dominadora-patriarcalista y el indefenso hombre afgano su víctima, ¿dónde queda la violencia de género? Me parece una frivolidad hablar de desigualdad de género en tantos países donde mueren cientos de personas a diario. Más bien parece que la violencia es un juego de PODERES E INTERESES ¿ No crees?

fiona dijo...

hola Victoria
Desde hace algún tiempo vengo "denunciando" a través de la red el feminicidio institucionalizado que estamos sufriendo basando la razón principal de su continuidad e incremento paulatino en el trato como ciudadanas de segunda se empeña el sistema patriarcal en procurarnos; así que encontré tu artículo que habla de ello y me permití copiarlo en el post que inicié en Ahige para dejar constancia de este trato discriminatorio para la mujer por parte del Estado de presunto Derecho que tenemos...incluso cuando se trata de violencia. Dejo el enlace para que las personas que quieran sumarse a la protesta en la red ante cada víctima mortal, puedan hacerlo....a falta de manifestaciones públicas en toda España:
http://www.ahige.org/foros/viewtopic.php?t=578

Me reconforta que hayan personas como tú que no endulcen las críticas, que se atrevan a llamar las cosas por su nombre y que evidencien con las palabras que el único modo de paliar o terminar con las injusticias es mediante la crítica porque el silencio nos conveirte en cómplices.
Un afectuoso saludo
Fiona

fiona dijo...

(post corregido)
hola Victoria
Desde hace algún tiempo vengo "denunciando" a través de la red el feminicidio institucionalizado que estamos sufriendo basando la razón principal de su continuidad e incremento paulatino en el trato que como ciudadanas de segunda, se empeña el sistema patriarcal en procurarnos; así que encontré tu artículo que habla de ello y me permití copiarlo en el post que inicié en Ahige para dejar constancia de este trato discriminatorio para la mujer por parte del Estado de presunto Derecho que tenemos...incluso cuando se trata de violencia. Dejo el enlace para que las personas que quieran sumarse a la protesta en la red ante cada víctima mortal, puedan hacerlo....a falta de manifestaciones públicas en toda España:
enlace al hilo
Me reconforta que hayan personas como tú, que no endulzan las críticas, que se atrevan a llamar a las cosas por su nombre y que evidencian con las palabras, que el único modo de paliar o terminar con las injusticias es mediante la crítica porque el silencio nos convierte en cómplices.
Un afectuoso saludo
Fiona

Anónimo dijo...

Bueno, ami lo que me parece es que el Poder simplemente manipula todo en cuanto le es favorable. En Euskadi estamos ya cansados de oir hablar de "terrorismo", mientras se sigue TORTURANDO IMPUNEMENTE A NUESTROS JOVENES EN ALS COMISARIAS ESPAÑOLAS, CON EL SILENCIO COMPLICE DE LA INTELECTUALIDAD ESPAÑOLA, INCLUIDA LA "FEMINISTA".

Anónimo dijo...

Como novato, siempre estoy buscando en línea para los artículos que me puede ayudar. Gracias Wow! ¡Gracias! Siempre quise escribir en mi sitio algo así. ¿Puedo tomar parte de tu post en mi blog?