10.2.08

EL GRAN CAPITAL

EL GRAN CAPITAL

Aunque me tachen de incendiaria, no voy a arremeter hoy contra el botín que se están llevando los bancos en plena desaceleración, estancamiento o recesión económica. No voy a hablar de los manejos financieros de hundir las bolsas para comprar barato y luego resurgir de las cenizas, tampoco del Club Bilderberg, de la mafia china ni del imperio Putín. No, hay no toca, como diría el muy honorable.

Lo que quiero significar con este título es que estoy hartíiiiiiiisima de que los políticos nos engatusen con el “vil metal” o el vil papel como si todos los problemas se pudieran solucionar con un puñado más de euros. Ya sé que el dinero ayuda…., depende a qué, pero no es eso. Queremos arreglar con dinero todo nuestro despilfarro en CAPITAL HUMANO. Es éste el auténtico capital que estamos desperdiciando. ¿Cómo podemos presumir de ser la octava potencia económica del mundo y estar a la cola en educación? Significa que no hemos entendido nada de nada.

Hemos apostado por el ladrillo a tumba abierta, pero en los foros se habla de “la sociedad del conocimiento”; queda muy bien perorar sobre “la tercera modernización” mientras que la burocracia asfixia cualquier proyecto ciudadano un poco interesante. El folklore político sólo invierte en espectáculo.

Claro que CAPITAL HUMANO también son las gentes de la inmigración, a las que el PP quiere examinar para “integrar” a través de “una declaración jurada de ni rechistar ante la explotación laboral, el certificado de máster de pasodoble y cantar el himno del madrí” (Forges dixit) Por supuesto que es un chiste, pero lo que dijo Pizarro en un mitín, respecto a las costumbres españolas, no lo es. Por ejemplo, que costumbre española es “no robar”, él, que se ha forrado con la privatización de una empresa pública gracias a los favores políticos del PP. Ayer sábado declaraba Ken Loach, a propósito de su película “En un mundo libre”: “Para ganar mucho dinero hay que cometer ilegalidades”. Me temo que sí. Además, ¿quién le ha dicho a Pizarro que no robar es una costumbre española? Ya. Es que robar para ellos es el típico tirón en el Rastro, pero el saqueo financiero, por ejemplo, no es más que ingeniería inteligente.

Por favor, señores políticos, no nos ofrezcan bajar los impuestos, pues eso significa que, paulatinamente, la buena sanidad y la buena educación sólo se la podrán “pagar” los ricos o que las pensiones se esfumarán en los beneficios bancarios. ¿Qué sentido tiene dedicarse a la política para acabar con lo público? Más que sentido es un sinsentido. Ese tipo de políticos no son más que topos de la empresa privada, del gran capital del dinero. Esa política en este convulso siglo XXI está llamada a desaparecer.

Sólo le pido a la izquierda, si no es mucho pedir, que piensen más en el CAPITAL HUMANO, y que con esos superavits de la caja común hagan más escuelas, un profesorado más cualificado, más hospitales, mejor medicina preventiva, guarderías bien dotadas en personal y medios, más investigación en bienestar humano; que inviertan en equilibrar el medio ambiente, en transportes limpios, en centros culturales y deportivos, en centros de día para la gente mayor….. No queremos dinero, queremos servicios. ¿Es mucho pedir?

CASANDRA

6 comentarios:

laumunoch dijo...

joooo que fuerrte lo de los comentarios de la entrada anterior... puff, se ve que levantaste ampollas, pues oye, bien hecho,

ahora me leo el post más reciente, es que me he quedao traspuesta con las entradas al anterior

saludos, y bueno, no hace falta que lo diga, pero palante con tu derecho a la libertad de expresión (que stalin ni que stalin.... hay que joerse)

librepeseatodo dijo...

si, lo de la entrada anterior es jevi metal, pero ya se sabe, hay gente pa tó.

totalmente de acuerdo con todo lo que planteas, así se están cargando el llamado estado de bienestar (basado en lo público, como la sanidad y la educación gratuitos) y nos quieren vender un estado del biengastar, darnos dinerito y bajarnos los impuestos pa que gastemos en chorradas, que es bien sabido que el consumo "activa la economía", pero en ese concepto de la economía me cago yo, con perdón.

luego hablan de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres con poner un gobierno supuestamente paritario (será en ministras, porque de ahí pa bajo de paridad nada) pero ¿que igualdad vamos a tener sin guarderías? ¿que educación nos toca si para empezar los maestros y educadoras o el personal de las guarderías ganan una mierda? (perdón, estoy ordinaria hoy, pero lo que es, es)

y lo de los inmigrantes?? el otro día decía uno (no recuerdo quien, portavoz del pp o algo) que iban a dar permisos a los que tuviesen algo que aportar, a gente formada y con carreras, ¡chupate esa! los pobres, que se jodan en sus países que aquí no queremos mano de obra legal, mejor ilegal que nos sale más a cuenta... que desfachatez, por dios

perdón por lo soez y por la extensión del comentario, pero hoy no estoy muy brillante y el horno no está pa bollos

un saludo casandra y demás blogueros

frantic dijo...

¿Sabéis lo que a mí me preocupa de verdad? No sólo las motos que los políticos nos quieran vender sino el gran segmento de población que encima se lo cree.

Estoy harta de oir a compañeras de trabajo (sí, currelas como yo) decir que están hartas de que todos se lo lleven los inmigrantes, que qué buenas son las políticas sociales del PP (¿las qué?), que con razón no hay dinero si todos se lo llevan los negros y los maricones, ... Grrrr.

Sí, esa es la voz del "pueblo llano" con el que me cruzo normalmente y me salen ya agujetas en la lengua de decirles que no es cuestión de pedir que no les den nada a los inmigrantes sino de pedir que nos den a nosotras, que hay que pedir por lo que necesitamos nosotras y no por lo que les han dado a otras, que en vez de andar como porteras criticando y pataleando, hay que actuar de verdad y de una manera constructiva,...

Mientras tanto, los líderes políticos (tanto de un signo como de otro) llaman campaña electoral a lo que cada vez se parece más a un discurso de mercadillo (vendo tres bragas a seis euros, pues mi oferta es mejor, vendo seis bragas a doce euros).

Sinceramente, a veces creo que me he equivocado de planeta.

Afortunadamente, existen espacios como éste en el que aún encuentro algo de sentido común.

Aprovecho el post para agradecer a Laumunoch su visita a mi blog, en el que todas sois bienvenidas.

marialaportuguesa dijo...

Ni mucho menos es pedir demasiado, sino lo justo para dejar nuestra dignidad humana en un lugar que parezca dignidad.
saludos Victoria

Mujeres.Net dijo...

Hola!

Entré a tu blog y me agradó mucho. Soy periodista con Maestría en Comunicación y creo que la comunicación y la solidaridad tienen mucho que ofrecer aún. Además estoy convencida de que tejiendo redes podemos fortalecernos. Por ello te propongo un intercambio de links o banners. Yo ya coloqué el tuyo en mi sitio Mujeres.Net (http://mujeresnet.blogspot.com).
Saludos solidarios desde México, D.F.
Elsa

pilar dijo...

no solo descubro los libros de Victoria Sendón sino que además hay "más vida" a través de un blog.
veo el debate de rajoy y zapatero y no solo decido emborracharme, sino que llena de melancolía, sueño con un debate diferente. es posible. hacemos falta nosotras. salud