23.4.07

EN BUSCA DE LA DIOSA DE LAS SERPIENTES

La verdad es que es un alivio largarse unos días por ahí, fuera, donde no leas los diarios ni escuches la radio ni, mejor todavía, veas la televisión. Tal como está el patio, estos descansos neuronales vienen de maravilla. A ver si a la vuelta, Segolène nos da la alegría de ser elegida Presidenta de la República Francesa y reforzar así el estatus de las mujeres.

Pues sí, me voy a Creta, como algún que otro año después de dar un curso sobre aquella civilización. Esta vez ha sido en Sevilla y viajamos 26 personas. No sé cómo será en esta ocasión, pero siempre me ha resultado una experiencia fascinante. Porque es fascinante comprobar que existió una civilización sin armas, sin guerras, sin esclavitud y con una igualdad inter géneros que se expresaba hasta en el salto del toro, un rito iniciático o prueba deportiva para jóvenes de ambos sexos. ¿La diferencia? El mundo simbólico. Sí. Lo sagrado estaba simbolizado por una diosa, la diosa de las serpientes, que es la Diosa Madre del Mediterráneo. Nada de minotauros ni de sacrificios humanos. Todo en aquella civilización rebosa alegría de vivir. ¿Qué estupideces estamos haciendo 3.500 años después de que aquella cultura fuera destruida? ¿Cómo es posible que sigamos creyendo que hemos avanzado tanto y cuánto? Nuestra época es de una involución atroz. A punto estamos de cargarnos el planeta Tierra, mientras unos cuantos siguen soñando con el "ladrillazo" que va aparejado con ganar elecciones locales.... ¡Ya les dije que es mucho mejor largarse!

Prometo contaros el viaje a la Matria: Creta.

8 comentarios:

Alicia dijo...

Uy pues a Creta me iba yo pero que ahora mismo...
Así que has estado en Sevilla. Yo soy de allí, que pena estar tan lejos de mi ciudad, quién sabe, lo mismo habría podido a asistir a tus ponencias (...¿Eran ponencias?...).
Un saludo y buena estancia en el Mediteraneo.

Julia Ardón dijo...

Me muero por saber más, espero ansiosa tu crònica. Estuve allí el año pasado y no sabía nada de esto!

Mulheres Rebeldes dijo...

Cuánta verdad en una pregunta ¿Qué estupideces estamos haciendo 3.500 años después de que aquella cultura fuera destruida?
También me pregunto tantas veces, y si las personas dejaran de ver esas ilusiones ópticas llamado "avances" , si dieran un paso adelante y otro para ver que eso son migajas que se deshacen cuando vamos caminando.

Ya no queda tiempo para los términos medios, para las cosas tibias...

enfin, buen viaje!! y aqui espero ansiosa tus andanzas por la matria: Creta.

saludos desde Brasil
mariana pessah

madame b dijo...

Del pacífico al mediterréneo existen tan sólo algunas miles de millas... no náuticas sino millas laberínticas, millas de la mente que no de los afectos, que esas (las afectivas)se encargan siempre de ignorar las distancias. Por eso no me ha costado imaginar que te acompaño en tu viaje a Creta, que camino contigo por la ciudad sagrada y que hasta nos tomamos algo en algún café(¿quizás en Hania?).
Sigo admirando tu capacidad de fuga, de escape y de invención. Como una vez te dije cuano sea joven quiero ser como tu.
Tienes razón hemos involucionado como civilización pero siempre habrá voces valientes como la tuya para denunciarlo y para hacer un llamado de regreso a la matria...
Un abrazo interminable desde Oregon

Ursula

KARLA PRAVIA ÁLVAREZ dijo...

¡Cuanta involución! esto a pesar del desarrollo tecnológico. Estoy totalmente de acuerdo en que en realidad no hemos avanzado nada como civilizaciones.

Mi teoría es que todavía seguimos respondiendo a un estadio de salvajismo donde nos dejamos dominar por el lado animal. El hombre quiere controlar y la mujer pareciera resumirse a un papel débil y sumiso. Quiero que vuelva la diosa de la serpiente y nos recuerde el valor de cada género.

Victoria Sendón de León dijo...

Gracias por vuestros mensajes de ánimo que he encontrado a la vuelta. ¡Qué alegría encontrarme con el tuyo, Úrsula! A pesar de los miles de millas... a ver cuándo te vemos por aquí de nuevo. Sería estupendo.

Juan de la Cruz dijo...

Ya ha sido dicho: las especies que no saben adaptarse a su entorno desaparecerán.¿Será la nuestra una especie torpe? UHMMMMMM
Cuídate.

Anónimo dijo...

sos una pajera pedazo de pija